Ocho y dieciocho para el Obra

Fran Camba EL ESCÁNER

SANTIAGO

10 abr 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El ejemplo más claro de equipos que apuestan por la línea de tres para anotar es el próximo rival del Obra. El Joventut consume casi la mitad de sus tiros en cada partido desde más allá del 6.75 pero solo tiene un 35,6 % de acierto, es decir, en cada tiro de 3 que intenta consigue 1.068 puntos, muy superior a los 0.948 puntos que consigue cada vez que lanza de dos, lo que quiere decir que a los verdinegros les penaliza tirar de dos puntos.

Es una apuesta que tiene sentido sabiendo que cada triple que se anota en un partido incrementa casi en un 5 % las posibilidades de victoria. El equipo que anota nueve triples gana el 50 % de los encuentros, llegar a catorce triples convertidos nos lleva a ganar casi el 75 % de las veces.

Este año ningún equipo que haya anotado menos de cuatro triples ha logrado ganar ningún partido. El Obra estuvo en ese límite ganando en Manresa con solo cuatro triples convertidos.