Menos vuelos nacionales acentúan el retroceso de la oferta estival de Lavacolla

Los destinos se mantienen, al contrario que los extranjeros, pero con menos frecuencias

La compañía Ryanair acapara el 50 % del movimiento de pasajeros que registra Lavacolla.
La compañía Ryanair acapara el 50 % del movimiento de pasajeros que registra Lavacolla.
la voz

El verano del 2016 trae una reducción del abanico de posibilidades de vuelos directos para los viajeros que tengan como destino o partida el aeropuerto de Santiago. A la reducción de tres rutas internacionales se suma la disminución de frecuencias en las nacionales, si bien en este caso se mantienen los quince destinos del año pasado.

En la temporada que arranca el próximo fin de semana, de la programación se caen Dusseldorf, Múnich y Madeira, y aún hay que incluir aquí el itinerario hacia tierras orientales de Turkish Airlines, que dejará de cubrir los principales meses estivales. Los pasajeros tienen aún plazo hasta el 3 de junio para subirse a un asiento hasta Estambul como destino o escala.

Siete de las nueve aerolíneas que operan en Compostela ofrecen rutas internacionales y únicamente Air Europa y Air Nostrum solo rutas domésticas. La línea que otorga más opciones directas de moverse por el terreno internacional es Vueling, que conecta con seis ciudades (Ámsterdam, Bruselas, París, Roma, Londres y Berlín). Y eso que se apeó de las rutas de Düsseldorf y Múnich por no serle todo lo rentables que deseaba.

Los gallegos de Suiza tenían como referencia a Vueling, Easyjet y Swiss Air, pero en relación a la pasada temporada perdieron el vuelo de Zúrich que ofrecía la compañía catalana. Esta se ha adueñado de Roma tras la renuncia de Easyjet. Londres es la única ciudad triplemente servida por Ryanair, Easyjet y Vueling, que ofrecen entre todas nueve frecuencias semanales.

La mayor parte de los destinos internacionales cuentan con dos o tres frecuencias semanales, pero varios de ellos agregarán una o incluso más entre junio y septiembre, que es la época fuerte. Ginebra llega a partir de julio a cubrir toda la semana. Dublín pasará a efectuar cinco viajes semanales desde junio con el concurso de su socio British Airways.

En lo que concierne al panorama nacional, se mantiene la cifra de quince destinos distintos y directos, aunque con menos conexiones, sobre todo a ciudades peninsulares. Salta a la vista que, aparte de Madrid y Barcelona, que aglutinan 63 frecuencias a la semana, hay dos puntos de referencia estival fundamentales: las islas Baleares y Canarias.

Palma de Mallorca es el destino directo mejor servido, con cuatro compañías aterrizando en esa ciudad. Tres lo hacen en Fuerteventura, otras tantas en Gran Canaria y Lanzarote, dos en Menorca y cuatro se reparten los dos aeropuertos tinerfeños. De hecho, Air Europa volaba el verano pasado a Alicante y Málaga y este año los ha abandonado para recalar solo en las islas, y no en todas, ya que ha suprimido también dos destinos insulares (Ibiza y Tenerife Sur).

Valencia, Sevilla, Bilbao, Málaga y Alicante son las otras ciudades con atractivo que le interesan este verano a las aerolíneas. Respecto al año pasado se ha quedado en el camino Granada, cuya Alhambra no llenaba los asientos de Air Nostrum, que redujo tres destinos este año.

La única aerolínea que ha incrementado sus destinos nacionales e internacionales es Vueling, que oferta cuatro más.

Quince. Lanzarote (7 vuelos a la semana), Málaga (7), Alicante (7), Barcelona (24), Bilbao (15), Fuerteventura (7), Ibiza (3), Gran Canaria (12), Madrid (39), Menorca (3), Palma (11), Sevilla (4), Tenerife (14) y Valencia (5).

Trece. Ámsterdam (3 frecuencias semanales), Milán (3), Bruselas (3), Basilea (3). París (3), Dublín (5), Roma (3), Ginebra (7), Fráncfort (3), Estambul (3 hasta junio), Londres (9), Berlín (2) y Zúrich (8).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Menos vuelos nacionales acentúan el retroceso de la oferta estival de Lavacolla