«Si te gusta la rutina no podrás trabajar en la orquesta ni ser oyente, siempre habrá cambios»

la voz

Paul Daniel (Birmingham, 1958) considera que la Filharmonía ha estado escondida demasiado tiempo, por ello ahora su empeño es darle un mayor protagonismo, aunque los proyectos del próximo año todavía son «top secret».

-¿Y los retos inminentes?

-La próxima semana vamos a Bilbao al festival Músika, música, que es muy importante para nosotros, ya que somos una de las pocas orquestas habituales en el festival. Después, el proyecto más importante aquí es con Cristina Pato, ya que haremos un estreno mundial de una obra de Octavio Vázquez y, con la participación de Esther Viúdez, una de las oboístas de la orquesta, estrenaremos una obra de Macmillan. Es un tiempo de mucho trabajo.

-Uno de sus empeños es abrir cada vez más la orquesta y, desde finales del 2015, han comenzado a ofrecer por streaming los conciertos de la Filharmonía...

-Es importante nuestro público de abono, puesto que cada semana nos acompaña, pero es fundamental que otros públicos puedan acceder en directo a los conciertos de una muy buena orquesta. Ahora mismo el consumo directo en tu ordenador o en el móvil es fantástico, porque llega a un montón de público. YouTube es el gran escaparate donde podemos mostrar lo que nosotros hacemos cada semana para nuestro público en la sala.

-¿Han notado ya los efectos de estas retransmisiones?

-Es difícil medir, pero esto no es una transformación, sino una evolución. Somos conscientes de que muchísima gente nos sigue en streaming. Hay cosas tan importantes como que un niño te diga: «Te vi en Internet, vi a la orquesta». Es cierto que el niño no ha escuchado a Chaikovski, pero sí es capaz de conocer la imagen de la orquesta. Además, cuando el público joven viene a los conciertos de Descubre o a los didácticos, enseguida por Twitter y Facebook dicen que están aquí, y eso es fundamental.

-¿Cómo definiría el momento actual de la orquesta?

-Para mí la orquesta está muy bien y voy a dedicar todo mi tiempo para seguir buscando y que siga creciendo, con nuevas actividades, nueva música, música no interpretada, solistas que nunca hayan pasado por aquí... Así, este año fue la primera vez con Luís Tosar, Cristina Pato, Julián Hernández... La próxima temporada volveremos a darle otra vuelta, con otros invitados y nueva música, buscando siempre nuevas actividades y formas para que el público siga viniendo. Si te gusta la rutina, nunca podrás trabajar en esta orquesta. Y tampoco podrás ser un oyente, porque siempre habrá cambios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Si te gusta la rutina no podrás trabajar en la orquesta ni ser oyente, siempre habrá cambios»