Santiago entierra el mito del Xacobeo 2010

Manuel Cheda
m. cheda SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

<span lang= es-es >Con los peregrinos, un millón</span>. Además de esos 743.140 turistas de hotel, a la ciudad llegaron en el 2015, como este de la foto, 262.459 peregrinos. Sumados ambos, totalizan más de un millón de viajeros recibidos, una cifra que marca, también en este campo, un nuevo máximo histórico.
Con los peregrinos, un millón. Además de esos 743.140 turistas de hotel, a la ciudad llegaron en el 2015, como este de la foto, 262.459 peregrinos. Sumados ambos, totalizan más de un millón de viajeros recibidos, una cifra que marca, también en este campo, un nuevo máximo histórico. xoán a. soler

Los hoteles de la capital gallega alojaron en el 2015 a un récord histórico de 743.140 personas y por primera vez desde que existen registros del INE recibieron a más clientes extranjeros que españoles

25 ene 2016 . Actualizado a las 08:27 h.

El turismo de maleta aumentó en Santiago a un ritmo endiablado el año pasado en comparación con el anterior, un 17,1 %. Redondeando, creció el triple que en el global de España y, en términos relativos, un 44,9 % más rápido que en el conjunto de Galicia. Tanto se expandió, que él solo aportó al sector en la comunidad autónoma casi una quinta parte de su volumen de negocio total. Producto de ello, ocurrió lo que se antojaba muy improbable: cayó el récord del Xacobeo 2010. Llegaron a la capital gallega más viajeros que entonces y, por primera vez desde que existen registros oficiales desglosados (2003), arribaron también menos visitantes españoles que extranjeros. Doble éxito, pues son estos segundos los que más gastan durante sus vacaciones.

Esas y otras conclusiones se pueden extraer analizando un informe difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado viernes. De acuerdo con dicho estudio, a lo largo del 2015 se alojaron en los hoteles de Compostela 743.140 personas, frente a las 634.465 que había hecho lo propio en el 2014 y las 704.108 contabilizadas en el último año santo.

El volumen de clientes nacionales se ensanchó a una marcha positiva pero no sobresaliente, de 6,3 puntos porcentuales, al pasar de 345.833 a 367.574. El de huéspedes foráneos, en cambio, se disparó de manera espectacular. Durmieron en los establecimientos de Santiago 375.566, lo que supone un incremento del 30,1 % respecto a los 288.632 del 2014. Un bum en el que subyace el rédito de la promoción exterior de la ciudad como destino, pero también la mejora cuantitativa y cualitativa de la oferta de conexiones aéreas de medio y largo alcance en Lavacolla.

Progresó igualmente la ocupación de las camas, ascendiendo hasta el 44,6 %, con un agosto (74,4 %) y un septiembre (65,9 %) especialmente buenos. Aunque todavía sin grandes fiestas, estos números permitieron a los empresarios del gremio contratar a más trabajadores. Con picos de 1.099 y valles de 732, los negocios hoteleros compostelanos emplearon directamente a una media de 937 profesionales en el ejercicio recientemente concluido, plantilla un 4,9 % superior a la del precedente.