«Estamos estudiando crear una página web para encender velas ?on line?»

Su reto será buscar nuevas vías de financiación manteniendo la identidad del templo


SaNtIaGO / LA VOZ

Nunca hay mal que por bien no venga. El robo del Códice Calixtino hizo que la Catedral compostelana tomase conciencia de que los nuevos tiempos exigían nuevas medidas y, al margen de mejorar la seguridad, por primera vez en siglos la administración del templo fue confiada a un seglar. Francisco Domínguez fue el primero en ocupar este cargo y el pasado mes de septiembre entregó el testigo a Gonzalo García Figueroa (Santiago, 1975). Alumno del colegio Peleteiro, después se licenció en Dirección y Administración de Empresas. Trabajó en banca hasta que decidió montar su propia empresa, de diseño y desarrollo web, un trabajo que ahora compaginará con su nuevo cargo y que cree que le servirá para ayudar a la basílica a aprovechar mejor las potencialidades que Internet puede ofrecerle. Cuando le propusieron hacerse cargo de la gestión del templo ni se lo pensó. «Este ofrecimiento no lo podía rechazar porque es un puesto bonito, con posibilidades de hacer cosas y profesionalmente es un reto», asegura este fan absoluto de la música con el que se puede hablar con criterio tanto de los Ramones, de los Rolling Stones y del recientemente fallecido David Bowie como hasta de música clásica. «A mí me gusta escuchar de todo», apunta.

En los cuatro meses que García Figueroa lleva trabajando en la Casa do Deán, en plena Rúa do Vilar, ya se ha dado cuenta de que, por mucha serenidad y pausa que transmita la Catedral, administrar el mayor templo de peregrinación del mundo exige mucho nervio. De hecho, la actividad en sus oficinas es frenética y destaca que «la responsabilidad es muy grande». De su antecesor heredó un trabajo ya iniciado que agradece. «Actualmente todo lo que es la parte de gestión económica, de administración, de control y de seguridad está a pleno rendimiento y funcionando, aunque como todo tendrá puntos de mejora», explica.

Una de las partidas que más se ha incrementado en estos nuevos tiempos que vive la Catedral es la de seguridad. «Es una carga muy importante», admite Gonzalo García Figueroa, «pero es también vital por la propia imagen que se transmite al visitante. Transmitir seguridad es un valor que cualquiera solicita y aprecia», añade.

El plan director de la Catedral marcará los próximos años de la basílica, con una gran inversión en «una restauración preventiva, dentro de la nueva filosofía, que es no solo restaurar, sino prevenir futuros deterioros», señala. Aunque las obras no son cosa suya, sino de la Fundación, está perfectamente informado de unos trabajos que van a mantener los andamios en el edificio hasta el 2021. «Es una complicación porque hay que seguir manteniendo la actividad diaria de la Catedral, tanto la litúrgica como la turística y de recepción de peregrinos», asegura.

García Figueroa tiene muchos planes para el futuro, pero es discreto y evita adelantar proyectos que aún están solo en su cabeza o esbozados en sus papeles. Pero es evidente que su experiencia en Internet le va a venir muy bien a la Catedral. Cuando se le insiste acepta poner un ejemplo. «Estamos estudiando la posibilidad de realizar una página web para encender velas on line que sería gratuita, no tendría coste para el usuario, pero tendrá un botón de donación voluntario». La vela será «virtual». En definitiva, conjugar la tradición con la modernidad. Todo un reto.

Economía e Internet. Gonzalo García Figueroa tiene experiencia laboral como trabajador de banca y dirige su propia empresa de diseño y desarrollo web.

Nombramiento. Admite que cuando le ofrecieron el puesto no se lo pensó dos veces porque cree que podrá aportar mucho de su experiencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Estamos estudiando crear una página web para encender velas ?on line?»