El umbral de los 22 tiros de tres para la Penya

Fran Camba EL ESCÁNER

SANTIAGO

27 nov 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La línea de tres puntos determinará el resultado final del próximo partido en Sar entre el Obra y el Joventut. Es la conclusión lógica del análisis estadístico de las siete jornadas disputadas hasta el momento. Se enfrentarán el equipo que más tira de tres (193 intentos del Joventut) contra el penúltimo en número de triples ensayados (141 el Obra). Aunque el porcentaje de acierto es muy similar, parece que al Joventut le penaliza abusar de este tipo de lanzamiento, ya que solo consigue 1,04 puntos por cada triple que lanza, cuando su anotación por posesión es de 1,06 puntos. Sin embargo el Obra tiene mucho mejor equilibrados sus números ya que renta lo mismo tirar de tres que otra posesión cualquiera, exactamente 1,06 puntos.

El Obra llega con un balance de cuatro victorias y tres derrotas. En lo que se refiere a la línea de tres puntos, el nivel de acierto es muy irregular, con porcentajes que oscilan entre el 11 % y el 52 %. Las victorias llegan cuando una de cada tres posesiones es un lanzamiento triple, independientemente del nivel de acierto. Todo lo que sea alejarse de este ratio, bien por encima o por debajo, se traduce en derrota.

El Joventut muestra mucha más regularidad, se mueve siempre en torno al 35 % de acierto, y se encuentra extremadamente cómodo lanzando de tres. De hecho, ha perdido los dos partidos en los que ha tirado menos triples (22 intentos frente a Valencia y 19 frente al Madrid).