Pacientes de riñón reclaman que se respeten sus derechos sociales, laborales y sanitarios

Presentan en Santiago un manifiesto que salda «una deuda» con el colectivo, reconocida por el Ministerio de Sanidad

Cándido Díaz (derecha) con otros nefrólogos gallegos y representantes de Alcer, ayer.
Cándido Díaz (derecha) con otros nefrólogos gallegos y representantes de Alcer, ayer.

santiago / la voz

La Federación de enfermos renales Alcer Galicia presentó un manifiesto en el que pactan la atención a sus necesidades en once ámbitos. Lo elaboraron con personal sanitario y gestores de centros asistenciales, y recoge «os dereitos que temos, sociais, laborais e mesmo sanitarios», explica Rafael Rodríguez, presidente de Alcer Galicia. «Esta é unha estratexia para os próximos anos», agregó.

El documento destaca el respeto a la voluntad y libre decisión; a recibir información y educación adecuada con respecto a la enfermedad; a que se les asigne especialista de nefrología de referencia, el acceso igualitario a los tratamientos, la seguridad, o la movilidad geográfica y de desplazamientos.

Contempla asimismo la protección social de la persona con enfermedad renal a su autonomía personal, o a gozar de ocio y tiempo libre. Y a la privacidad, confidencialidad y accesibilidad; a un trato digno y no discriminatorio, y a la defensa de sus derechos. Los 11 puntos se desarrollan con pormenor. A la presentación del documento, en el Hostal, asistieron representantes de Alcer, de servicios de nefrología de hospitales gallegos, y el presidente de la Sociedade Galega de Nefroloxía, Miguel Pérez Fontán.

Cándido Díaz, jefe del servicio de nefrología del CHUS, explica que «había una deuda con los pacientes con enfermedad renal crónica y con nefrología. El documento marco que publicó el Ministerio de Sanidad, de febrero de este año, dice que hay que proporcionar a los pacientes apoyo psicológico, social y laboral, con la colaboración de las asociaciones de pacientes. Había que llenar eso de contenido y dejar claras las directrices». Este documento salda esa deuda y contempla la colaboración con asociaciones de pacientes, agrega.

Díaz destaca que las dolencias de riñón afectan a parte importante de la población y tienen «un coste social y económico elevado», además de aumentar por el envejecimiento.

Alcer Coruña tiene 480 socios. La Federación gallega presentó además su programa para 2016: un torneo de golf, jornadas formativas, y sensibilización social con el día de las enfermedades renales y el día del donante.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pacientes de riñón reclaman que se respeten sus derechos sociales, laborales y sanitarios