Ryanair mejorará frecuencias con su base pero no hay nuevas rutas

Las conexiones con Madrid y el extranjero saldrán beneficiadas

Ryanair mantiene por el momento los destinos que viene ofreciendo desde hace dos años.
Ryanair mantiene por el momento los destinos que viene ofreciendo desde hace dos años.
la voz

Ryanair está preparada para desembarcar en marzo con más artillería. Eso es lo que anuncia la compañía irlandesa, aunque en principio su aportación girará en torno a la nueva base que va a implantar y a la modificación de las frecuencias, incluida una nueva a las 6.55 de la madrugada.

La aerolínea llegó a Santiago con ímpetu y pisó el acelerador merced a las subvenciones administrativas que impulsaron su andadura en Lavacolla. Las ayudas no se renovaron y la aerolínea levantó el pie del acelerador. Varias de las rutas que venía ofreciendo en Santiago desaparecieron de forma definitiva o estacional y el millón de pasajeros anual que exhibía se redujo sustancialmente. Ahora quiere volver a pisar el acelerador.

Es muy probable que la compañía retorne este mismo año a ese cómputo de viajeros, pero lo rebasará el año que viene. En el 2016 la aerolínea hará una apuesta por Lavacolla con la implantación de la base y algunos aspectos que se palparán a partir de marzo, sobre todo en el plano internacional.

El precedente llega ya en esta temporada recién iniciada. Tras dos inviernos rebajando líneas, porque las subvenciones directas le fueron denegadas, en el actual ha recuperado Alicante, Málaga y Sevilla, con cinco vuelos semanales en cada caso. Ryanair se apercibió de una cosa: que sus competidores, sobre todo Vueling, subían su cuota de mercado y ella la reducía. Y esa línea descendiente le hace incluso perder fuerza para hacer valerse en las negociaciones.

Dejar fuera esas líneas le ha supuesto perder cerca de 50.000 viajeros en la temporada que comienza, que son los que ganará a partir de este mes de octubre. Eso sí, no le convence aterrizar en Milán hasta marzo. Abandonar algunas de las líneas, como la de Málaga y Alicante, le ha supuesto que Vueling se las haya llevado a su programación. Y el destino sevillano aparece también en los paneles de Alvedro y Peinador. Habrá que acostumbrarse a una pila de asientos vacíos en los tres vuelos.

A propósito, en su afán por sostener el mercado, Ryanair aumentará este invierno sus frecuencias a Valencia y Tenerife, como se informó el domingo.

En su frenética carrera con otras compañías, y dejando aparentemente a un lado sus exigencias económicas directas, decidió finalmente montar la base operativa. Ello le permite tener un avión dispuesto para algunas conexiones que no venía ofertando al público, como ese viaje tempranero a Madrid (6.55 horas), de tres días a la semana, en clara competencia con Iberia Express. Los viajeros tendrán un retorno nada problemático más allá de las 10.00 de la noche.

También le permite mejorar los horarios en vuelos internacionales como el de Londres, Fráncfort y Milán. Los horarios intempestivos, al final del día, que rigen para esos enlaces se volverán más civilizados: a las 10.30 la gente puede estar saliendo para la capital británica, y a las 16.30 para Fráncfort y Milán. Eso lo posibilita el estacionamiento diario de un avión en Lavacolla, que hará tres salidas cada jornada.

Cambio o mejora de frecuencias, sí, pero la implantación de la base no acarrea la llegada de nuevas rutas. Ryanair operará con las que viene prestando, trece en total, tres de ellas internacionales.

Trece destinos

Ryanair tiene actualmente desde Lavacolla trece destinos. Se trata de Alicante, Barcelona, Fráncfort Hahn, Gran Canaria, Lanzarote, Londres Stansted, Málaga, Milán Bérgamo, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife sur y Valencia. Durante el invierno no opera con Milán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Ryanair mejorará frecuencias con su base pero no hay nuevas rutas