La monarquía, Noriega y su «tócame a min como alcalde»

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

La reina Letizia fue recibida en Santiago por el regidor, quien también coincidió con Feijoo en su primer acto público juntos

23 jul 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Martiño Noriega, quien el verano pasado reclamaba un plebiscito en Teo para elegir entre monarquía y república, recibió ayer a la reina Letizia en su visita a Santiago para inaugurar la reunión anual de directores del Instituto Cervantes. El regidor compostelano abrió la ceremonia en la Cidade da Cultura con un «tócame a min como alcalde de Santiago darlles a benvida a esta, a nosa cidade», al que siguió un alegato del carácter universal, hospitalario, multicultural y literario de la capital gallega.

Noriega invitó a los asistentes, autoridades y directivos de 70 centros cervantinos de los cinco continentes, a «enamorarse de Compostela» y recordó la figura de Valle Inclán y Rosalía de Castro, autores que escribieron en castellano y en gallego; un bilingüismo que también el empleó en su discurso, que culminó con los versos de García Lorca y su célebre Chove en Santiago. Porque «aunque hoy brille el sol», dijo, «tengan presente que la belleza y monumentalidad de nuestra ciudad se multiplica cuando la lluvia aparece».

Cordial fue el encuentro entre el alcalde y la monarquía en una ceremonia que también juntó a Noriega y al presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, en su primer acto público. Estos se saludaron con un frío apretón de manos, con mucho espacio de por medio, para el regocijo de los flashes.