La iglesia negreiresa de A Pena estrena campanario después de 119 años

Un rayo destrozó esa parte del templo y desde entonces no se había respuesto

la voz

Los vecinos de la parroquia de San Mamede de A Pena, en Negreira, celebraron que su iglesia, fechada en el año 1854, por fin dispone de un campanario de piedra al uso. Fue el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, el encargado de inaugurar unos trabajos largamente esperados, después de que la asociación vecinal obtuviese el visto bueno de Patrimonio. La iglesia está en el Camiño de Fisterra.

Una misa y una posterior comida con churrasco y pulpo bajo una carpa fueron el colofón a un día muy esperado por los feligreses, según comenta Carmen Cerviño, presidenta del colectivo vecinal. Han tenido que pasar 119 años para que el templo recuperase su campanario, después.de que un rayo destrozase el original, «salvándose unha das campás actuais, xa que a outra rompeu e encargaron unha nova, colocándoas nun soporte de ferro ata hoxe», cuenta Carmen Cerviño. La portavoz destaca el esfuerzo de todos los vecinos y del párroco, Juan José Fernández, «para, entre todos, costear os traballos», si bien proyecto inicial era más ambicioso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La iglesia negreiresa de A Pena estrena campanario después de 119 años