Ryanair sostiene su «interés» en aumentar destinos en Lavacolla

x. r. santiago / la voz

SANTIAGO

Presentación de un nuevo avión de Swiss celebrada la semana pasada en Zúrich.
Presentación de un nuevo avión de Swiss celebrada la semana pasada en Zúrich. ARND WIEGMANN reuters

Ya no aparece en su agenda la base, que hoy pone en marcha Vueling. La firma catalana se adelanta así a Ryanair

25 jun 2015 . Actualizado a las 07:39 h.

La primera base del aeropuerto compostelano la implantará hoy Vueling, una compañía que apostó decididamente por el aeródromo de Lavacolla. La firma catalana se adelantó a Ryanair, que ya en el 2012 puso sus ojos en las instalaciones santiaguesas para un asentamiento operativo y formalizó el pasado año su voluntad de instaurarlo.

Pero en el transcurso de las negociaciones que estaba manteniendo con el gobierno de Agustín Hernández, Vueling anunció la creación de una base operativa en Santiago. Y lo hizo sin subirse a la parra, como la aerolínea irlandesa, que pidió medio millón de euros por una base para el área norte del país.

La base desapareció del programa de Ryanair para Lavacolla, pero no su voluntad de dominar el tráfico aéreo en el aeropuerto compostelano, que amenaza Vueling. La compañía irlandesa está «interesada en abrir nuevas rutas» en Santiago, según manifestó ayer a este medio. Resalta que Lavacolla es un aeródromo que quiere mantener en su agenda y tiene en todo momento «la puerta abierta a nuevas opciones de rutas».