El gobierno de Martiño Noriega empieza a trabajar «en precario»

El nuevo alcalde de Santiago espera alcanzar normalidad plena de funcionamiento en el plazo de treinta días

Noriega y seis de los ediles de Compostela Aberta, el sábado camino del pleno de investidura.
Noriega y seis de los ediles de Compostela Aberta, el sábado camino del pleno de investidura.
la voz SANTIAGO LA VOZ

El gobierno municipal compostelano, así como los grupos de la oposición, echarán a andar hoy el trabajo diario del nuevo mandato. Lo harán, como reconoció el alcalde Martiño Noriega poco después del acto de investidura del sábado, «en precario», toda vez que manejarán un plazo de treinta días para la normalización, continuando con el proceso de traspaso de poderes -«facilitado por Agustín Hernández, cuestión que hai que agradecer», volvió a reconocer-, así como para cerrar el organigrama del nuevo gobierno y presentarse al personal de cada uno de los departamentos del Concello.

El objetivo de los ediles de Compostela Aberta es, cuanto antes, «collerlle o pulso ao día a día da institución e da cidade», añadió Noriega. Objetivo extensible, en sus responsabilidades en la oposición, a los dos concejales del Partido Popular (Pepa Castro y Claudio Montiel), las dos del PSOE (María José Tobar y Milagros Castro) y la del BNG (Goretti Sanmartin) que, al igual que todos los del nuevo gobierno, estrenan acta en Raxoi.

Noriega tiene prácticamente cerrada la asignación de funciones a sus ediles y únicamente una hipotética incorporación del BNG al gobierno podría alterarla. María Rozas al frente del área económica, Jorge Duarte en la urbanística, Branca Novoneyra en la cultural, Manuel Dios en la educativa, Xan Duro en sostenibilidad y movilidad o Rafa Peña para la zona rural, son algunas de las responsabilidades que se dan por seguras. En todo caso, Noriega anunciará en breve el organigrama de su nuevo gabinete, mientras que en la oposición esperan que la negociación de dedicaciones exclusivas y puestos de personal de confianza les permita el margen suficiente para desempeñar sus funciones con normalidad. De momento, los ediles que son funcionarios, como el exalcalde Agustín Hernández y el jefe del grupo socialista, Paco Reyes, han solicitado la reincorporación a sus plazas.

La negociación entre Compostela Aberta y el BNG para un pacto de gobierno más allá de los acuerdos puntuales parece haberse enfriado tras el segundo encuentro en el Casino, el pasado martes. «Máis aló do punto de chegada, é importante manter a liña de diálogo e buscar fórmulas de gobernabilidade, ben con acordos puntuais ou estables, porque vai ser en beneficio da cidade», manifestó Noriega al valorar, tras su investidura, las conversaciones tanto con el Bloque como con el PSOE.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El gobierno de Martiño Noriega empieza a trabajar «en precario»