«Ha aumentado la conciencia contra la violencia de género»

Destaca los avances en Palestina o Marruecos en este ámbito

Alberto Virella visitó Santiago para dar una conferencia impulsada por la Fundación Araguaney.
Alberto Virella visitó Santiago para dar una conferencia impulsada por la Fundación Araguaney.

Santiago / LA voz

Alberto Virella, director de Cooperación con África y Asia de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), dio una conferencia en la Fundación Araguaney que sirvió para acercar a los compostelanos a los retos y necesidades de otras sociedades.

-En términos generales, ¿hay algún ámbito en el que urja hoy concentrar los esfuerzos?

-Las necesidades en los países más pobres son enormes y el listado de las mismas es muy largo. La cuestión es por dónde empezar con los recursos limitados que se cuentan y lo más eficaz es establecerlo de manera coordinada. Las prioridades las deben establecer los países en desarrollo y hay que tener en cuenta las ventajas comparativas. Es decir, España no tiene una afinidad lingüística con África subsahariana y no parece ventajoso trabajar proyectos de educación, por ejemplo. Por eso en la mayor parte de los casos el sector salud y alimentación son los elegidos.

-La violencia de género es también una de las principales luchas de la Aecid a través del programa Masar, ¿qué dificultades añadidas se encuentran?

-La violencia de género existe en países ricos y en pobres. Hay una voluntad cada vez más compartida de combatir la violencia de género desde los poderes públicos y la sociedad civil. Nos encontramos en Marruecos, Palestina u otros muchos países que la conciencia social va en aumento y las experiencias que han dado buen resultado en un país pueden servir como referente, aunque solo sea para animar a otros en la lucha institucional y legislativa.

-¿La falta de dinero es un problema en la cooperación española?

-La eficacia de la cooperación depende de muchos factores, entre ellos de los recursos económicos, pero también humanos y de su buena gestión. Por ejemplo, en el caso de Guinea Ecuatorial podemos considerar un éxito que en estos últimos tres años, en los que los presupuestos de la cooperación española se han reducido, se hayan aportado recursos propios para dar continuidad a los programas de educación y salud básicos.

-¿Combatir la pobreza, el hambre y la violencia en estos países de alguna forma ayuda a atajar el problema de la emigración ilegal?

-No hay estudios que nos lleven a concluirlo, pero lo cierto es que si no se mejoran las condiciones de vida en estos países y se recorta en cooperación no solo tendremos en nuestra vecindad una mayor presión migratoria, sino también otro tipo de problemas como terrorismo, tráficos ilícitos o movimientos contrarios a los valores europeos.

Alberto Virella dirige la cooperación con África y Asia en la Aecid

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Ha aumentado la conciencia contra la violencia de género»