El Obradoiro estropea la fiesta del Andorra

El conjunto santiagués dominó por completo el partido y superó a un rival muy poco inspirado


ANDORRA

El MoraBanc Andorra organizó una fiesta para celebrar la salvación y el Obradoiro Rio Natura Monbus aprovechó la relajación andorrana para pasar por encima de un rival que pareció quitarse el corsé y la presión que le acechaba jugando auténticas finales. Los de Moncho Fernández se impusieron por 65-74 en el feudo andorrano gracias a un buen tercer cuarto en defensa. Sufrieron en el último cuarto, pero se llevaron un merecido triunfo.

El Obra montó una buena jaula y atrapó al Andorra. Los de Joan Peñarroya, con la salvación ya certificada, estuvieron nerviosos, imprecisos y abusaron de las individualidades. El inicio andorrano no tuvo nada que ver con lo que iba a ser el primer cuarto. El parcial de inicio fue de 5-0 con un triple de Luka Bogdanovic y dos puntos de Vojdan Stojanovski.

Los gallegos reaccionaron. Con un juego más vertical y siempre buscando los espacios libres, clavaron un parcial de 0-5 para empatar el partido a 7. Maxi Kleber y Waczynksi veían aro con bastante facilidad. En defensa, borraron a Jawai. El pívot australiano no supo responder a esa agresividad y dos puntos de Kleber situaron por delante en el marcador al Obra (9-11). El parcial llegó a ser de 2-10 para situar un 12-17 que obligó a pedir tiempo muerto a Peñarroya, que no lo veía nada claro. La solidez gallega estaba descentrando al Andorra, un equipo que llegaba cotizando al alza, pero que no pudo superar en los primeros diez minutos la jaula ordenada por Moncho Fernández. Buena defensa y bien en el juego ofensivo. Al finalizar el primer cuarto, 15-22, con un triple final de Alberto Corbacho.

Intercambio de golpes

Los intercambios de golpes se sucedieron y cuando más se aproximaba el equipo andorrano al gallego aparecía Corbacho con sus clásicos triples. La igualdad era máxima y Jawai empezaba a anotar desde los tiros libres. La defensa agresiva gallega sobre el australiano se tradujo a ocho libres lanzados por el aussie. Un triple de Rafa Luz situaba el 34-41, pero dos tiros libres de Jawai subieron el 36-41 al electrónico del descanso.

Quién continuaba sin ganas de ser un invitado a la fiesta andorrana era el Obra, que volvió después del descanso con la quinta o sexta marcha puesta. Un parcial de 0-6, con un mate de Kleber, los dos primeros puntos de Pumprla y una bandeja fácil de Miller, obligó a Peñarroya a pedir un tiempo muerto. El entrenador local estaba más que mosqueado con los suyos. Sin tensión defensiva y sin ideas en ataque no podía ir muy lejos. A los andorranos les costaba superar el entramado defensivo del rival.

Los primeros dos puntos andorranos llegaron cuando se habían jugado cuatro minutos del tercer cuarto. El Obra continuaba inspirado en el juego ofensivo y un triple de Corbacho, el cuarto, situaba una máxima diferencia de 42-55. El triple siguiente de Bogdanovic fue un espejismo ya que en la siguiente jugada anotó un 2+1 Kleber.

Los de Moncho Fernández tenían las ideas más que claras y los de Peñarroya estaban más que espesos. Solo llevaban nueve puntos en el tercer cuarto, que lo solucionó Green al final con dos tiros libres. Un 47-58 ya indicaba que el Obradoiro no venía a ser el invitado a la fiesta de la salvación andorrana.

El Andorra intentó el milagro y la remontada en el último suspiro, pero la solidez gallega hizo que los locales no consiguieran la hombrada. A minuto y medio para el final, un triple de Stojanovski puso a los de Peñarroya a solo tres puntos (64-67), pero los tiros libres de Waczynski y los errores del conjunto de casa provocaron la victoria final gallega con el alero polaco en racha, que acabó con 14 puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Obradoiro estropea la fiesta del Andorra