«Las nanopartículas que localizan células beneficiarán a pacientes»

Contribuyó a una patente del IDIS para mejorar la asistencia del ictus


SaNtIaGO / LA VOZ

La física Bárbara Argibay contribuyó al avance de la terapia con células madre los siete últimos años, en el Laboratorio de Neurología Experimental del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS). Su investigación, Nanopartículas superparamagnéticas para seguimiento celular y vectorización magnética en el ictus isquémico, la defendió ayer con éxito, en la Facultad de Medicina, y estuvo en la base de una patente, promovida por el grupo que dirige el neurólogo José Castillo. «Este trabajo es una demostración de la aplicación de la física en el campo biomédico, en concreto en el trabajo con resonancia magnética y diseño de nanopartículas», explica Bárbara Argibay.

-¿Cómo ha realizado este estudio?

-Es un trabajo de investigación biomédica, multidisciplinar. En el equipo participamos dos especialistas en física, pero también de química, biología, y clínicos.

-¿Qué papel tuvo cada especialidad?

-La parte más físico-química fue la síntesis de las nanopartículas; las aplicaciones en células, la más biológica; y se hizo una aplicación, con intervención de clínicos, en modelos animales, pensando en la investigación traslacional y en una posible aplicación futura en pacientes.

-¿En qué puede beneficiar esta investigación al tratamiento de pacientes?

-Pretende mejorar el tratamiento de las enfermedades cerebrovasculares, que son la segunda causa de muerte, y la primera de discapacidad, en los países desarrollados, y para las que las terapias disponibles son limitadas. La terapia celular ha surgido más recientemente, como una estrategia prometedora frente a los tratamientos farmacológicos convencionales en múltiples patologías, entre ellas el ictus isquémico. Pero aspectos como el tipo celular, la dosis, la ventana terapéutica, los posibles efectos adversos, o la relación entre la localización de las células y sus efectos terapéuticos deben ser estudiados todavía en profundidad. Y esta investigación está en esa línea.

-¿Cómo son esas partículas microscópicas que han elaborado?

-Hemos desarrollado nanopartículas superparamagnéticas de óxidos de hierro, que son biocompatibles; es decir, se adhieren a las células madre y no alteran sus capacidades terapéuticas.

-¿Qué función tienen?

-Las células madre que se usan como terapia se marcan con la adherencia de estas nanopartículas. Así, una vez inyectadas, las nanopartículas permiten conocer en qué parte del organismo se encuentran situadas las células madre.

-¿Cuál es su interés terapéutico?

-En la patología cerebral, que es el principal objeto de estudio del Laboratorio de Neurología, no está claro si las células madre administradas van a ejercer mayor efecto terapéutico desde el cerebro, o desde el hígado u otra parte del cuerpo. Por eso, determinar la localización de esas células madre es de gran importancia. Si se administran directamente, no pueden ser visualizadas, ni hacer su seguimiento con las técnicas de imagen disponibles. El interés de estas nanopartículas está en que facilitan su localización, y permiten estudiar su migración, con el uso de resonancia magnética nuclear.

-¿Se han probado?

-Sí, se han utilizado con modelos animales, y funcionan bien.

-¿Tendrán aplicación en pacientes?

-Sí, las nanopartículas que localizan células beneficiarán tratamientos de pacientes. De hecho, ya se está comenzando con las terapias celulares.

BÁRBARA ARGIBAY GONZÁLEZ FÍSICA, INVESTIGADORA EN EL CAMPO BIOMÉDICO

«Esta investigación pretende mejorar el tratamiento de las enfermedades cerebrovasculares»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Las nanopartículas que localizan células beneficiarán a pacientes»