Catorce países firman en Santiago el primer acuerdo internacional contra el tráfico de órganos

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez SANTIAGO

SANTIAGO

España y otros 13 países se comprometen a armonizar y tipificar los delitos de extracción ilícita de órganos humanos 

25 mar 2015 . Actualizado a las 13:55 h.

Catorce países han firmado un acuerdo histórico contra el tráfico de órganos en el marco de la Conferencia internacional contra este delito que acoge Santiago. Organizada por el Consejo de Europa y el Gobierno central, el primer país en suscribirlo ha sido España, al que se han unido Albania, Austria, Bélgica, República Checa, Grecia, Italia, Luxemburgo, Moldavia, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido y Turquía. El acuerdo pueden firmarlo todos los estados, sean o no miembros del Consejo de Europa, y se trata de un convenio marco fundamentalmente de cooperación jurídica.

Entre las obligaciones del mismo figuran establecer como delito la extracción ilícita de órganos humanos y otras acciones relacionadas, y también contiene medidas encaminadas a favorecer la transparencia de los sistemas de trasplante. En el año 2013 se realizaron en el mundo 117.000, y se estima que entre el 5 y el 10 % fueron ilícitos. 

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes, insistió en que este delito en España es casi inexistente (se detectó un intento en el 2013), y que los países asiáticos son el principal mercado para este tráfico de órganos ilícitos, con ciudadanos de países desarrollados como Estados Unidos, Israel o Japón, que acuden a estos lugares para adquirir órganos a cambio de una compensación económica.