El Concello de Santiago comunica a Ryanair que no le financiará una base

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

Deja abierta la puerta a negociar nuevas rutas que interesen a la ciudad

22 feb 2015 . Actualizado a las 10:01 h.

El gobierno local ha llevado a la práctica con Ryanair su estrategia de no financiar la instalación de bases operativas de ninguna aerolínea en Lavacolla. La compañía irlandesa ya tiene la respuesta por escrito del Concello a su propuesta de instalar una base estable en Santiago con un avión, a cambio de medio millón de euros al año. En la carta, Raxoi valora positivamente el interés de la low cost pero le recuerda la imposibilidad de subvencionar la implantación de la base. Esto no cierra la posibilidad ni de que Ryanair abra su base operativa -en todo caso, sin financiación municipal- ni, sobre todo, la negociación de nuevos destinos que encajen en la estrategia turística de la capital de Galicia, que en este caso pueden contar con acuerdos de promoción como los que actualmente están en vigor con las conexiones de Fráncfort y Milán.

La propuesta formulada por Ryanair para potenciar sus servicios en Lavacolla, que estima en un incremento de cien mil pasajeros al año durante un lustro -horizonte temporal del convenio planteado por la aerolínea- no concreta nuevas conexiones salvo la intención de abrir cinco nuevas rutas internacionales durante ese período, a razón de al menos una por año. El coste adicional de estos enlaces a mayores sería de 1,45 millones. En su respuesta, el gobierno local le recuerda esta falta de concreción y manifiesta explícitamente su disposición a negociar acuerdos de promoción de la ciudad aprovechando las nuevas conexiones inernacionales que interesen a ambas partes. Estos acuerdos son a los que limita Agustín Hernández la financiación municipal, en la línea de los ya existentes con Ryanair, vinculados a los enlaces con Milán y Fráncfort, vigentes hasta el próximo año y que suponen entre los dos unos 400.000 euros al año. Acuerdos similares son los alcanzados con la compañía catalana Vueling, que no recibirá financiación del Concello por su base operativa en Lavacolla.

El ejecutivo local concluye su carta reiterando su disposición a seguir colaborando con Ryanair y trabajando en una propuesta de conexiones internacionales concreta de interés para Santiago.