Raxoi medita dónde colocar los mojones de las aerolíneas

xosé manuel cambeiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Mientras se mantiene la expectativa sobre la propuesta de Ryanair para crear una base fija en Lavacolla, Vueling se coló de rondón con la suya

08 feb 2015 . Actualizado a las 04:00 h.

Mientras la parroquia se muestra expectante ante lo que pueda dar de sí la propuesta de Ryanair, Vueling se coló de rondón con la base operativa que tanto airea la aerolínea irlandesa y con su manita de nuevas rutas domésticas. Ryanair y Raxoi siguen, o han seguido, un camino negociador tan secreto como las rutas que encaja en su agenda la aerolínea. Pero mientras esta se guarda ases en la manga, otros los sacan de improviso. Y, además, Vueling experimenta un especial regusto en adelantarse a su rival irlandés.

Señores de Ryanair, les están comiendo las papas los de Vueling: «No hacemos comentarios sobre otras aerolíneas. Pero Ryanair seguirá ofreciendo las tarifas más bajas desde/a Santiago, que es por lo que somos la línea número 1 de España», le replica a este medio un representante de la firma irlandesa. Es una manera luminosa de decir «estos son mis poderes. Os toca mover ficha».

En todo caso, y saludando alborizado la buena nueva de Vueling, Ryanair es una aerolínea que insufla aliento a Lavacolla. Y aunque Michael O`Leary quiera exprimirle el máximo rendimiento a sus propuestas elaboradas bajo la advocación de San Patricio, sus iniciativas no pueden despacharse con el látigo de la indiferencia o la displicencia para que se ponga a tono o calle para siempre. Ryanair apostó por Santiago, sin compasión para los demás aeródromos gallegos, y la ciudad y el turismo compostelano notan la explosión de sus estadísticas.