Las gradas de Carreira do Conde se caen del proyecto

Raxoi asume su retirada y analiza si la calle mantendrá aparcamiento

la voz

El Concello reconsiderará el proyecto de reforma de Carreira do Conde. Hasta dónde, es una cuestión que está por decidir en función de la reflexión que el alcalde abrirá sobre algunos aspectos de la actuación después de conocer el parecer de comerciantes, vecinos de la zona y residentes de la calle en la reunión que mantuvieron ayer en Raxoi. Pero de momento, ha asumido un cambio, y de calado en la nueva imagen que iba a adquirir la zona.

Los dos graderíos que habrían de flanquear las escaleras próximas al Campo da Estrela se caen del proyecto después de que Agustín Hernández tuviese ocasión de comprobar ayer la unanimidad en su rechazo. Los usuarios más directos de la zona temían que acabasen convirtiéndose en un foco de ruido nocturno y ha decidido prescindir de ellas. De hecho, se encargará de inmediato a los autores del proyecto que propongan un tratamiento alternativo para ese punto.

Todos los otros aspectos que vecinos y comerciantes han puesto en cuestión serán objeto de un análisis al que el Concello dará respuesta lo antes posible, porque, sin renunciar a la actuación y manteniéndola en marcha, aspira a «optimizala e realizala co maior consenso», afirman fuentes municipales. Esa reflexión girará sobre la eliminación del tráfico y del aparcamiento y el enterramiento de los contenedores.

Ahí Raxoi no se pronuncia todavía, pero tampoco se cerró a nada tras escuchar las distintas «sensibilidades» de una actuación que defiende como «nada caprichosa» por la necesidad de renovar los servicios básicos de la calle (de hecho consumirán sobre la mitad del gasto, dice) y de poner esta en valor a través de la recuperación de su vinculación con la Alameda. El gobierno dice que en esa reunión no ha detectado un rechazo total, sino incluso distintos pareceres. En cuanto al tráfico, afirma que los que expusieron los afectados se mueven entre la peatonalización y la necesidad de preservar al menos parte del aparcamiento, y por tanto el tráfico. Y esa es la cuestión que habrá de dilucidar Raxoi tras unas reunión en las que no estaba la recién creada plataforma Carreira do Conde, que cuestiona que no se le invitase. El gobierno alega que el colectivo no se había puesto en contacto con él, pero está dispuesto a reunirse con quien lo solicite.

Reconociendo la disponibilidad del alcalde y que no se haya cerrado en banda, comerciantes y vecinos admiten que la eliminación de las gradas y la preservación de al menos una banda de aparcamiento sería bueno. «Polo menos mellor do que van facer», dice Xaquín Mato por la parte vecinal, aunque con recelo sobre cuál será la decisión final y después de insistir en el problema que para el Ensanche supone la permanente eliminación de aparcamiento. En ese sentido, acogió bien que el alcalde aludiese a la iniciativa de antaño de hacer un párking en el campus. Para Santiago Centro, con esos cambios «estaríamos hablando de una realidad muy distinta». El alcalde les anunció el próximo inicio de conversaciones con los párkings del Ensanche.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Las gradas de Carreira do Conde se caen del proyecto