Raxoi tratará la coordinación de enlaces de la AP-9 con Fomento

x.r. santiago / la voz

SANTIAGO

Dice que la planificación evitará disfunciones en la conexión con la A-54

20 ene 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La Administración central está tramitando el proyecto de conexión de la autopista con la autovía de Lavacolla. Es una asignatura que quedó pendiente cuando se construyeron los dos viales en detrimento de importantes áreas o servicios de la capital. Lo que tramita Fomento es un enlace en toda regla, pero Audasa, concesionaria de la AP-9, también tiene la misión de ejecutar el suyo, aunque en una sola dirección.

Lo cierto es que ambos proyectos caminan por su cuenta y discurren como piezas distintas, sin que el Gobierno central se haya posicionado respecto a la coordinación de ambas actuaciones. La previsión de los promotores de la ampliación de la AP-9 es realizar un enlace sin saber oficialmente lo que va a hacer Madrid.

El proyecto que, por encargo de Itinere, propietaria de Audasa, va a ejecutar la UTE formada por el Grupo Puentes y Francisco Gómez contempla la conexión de la autopista y la autovía A-54, pero solo en dirección norte, no en sentido Lavacolla-Santiago.