Una obra que servirá para dinamizar un sector deprimido


La adjudicación de las obras de ampliación de la AP-9 a su paso por Santiago a las empresas Puentes y Francisco Gómez y Cía tendrá un impacto económico directo en la ciudad y en su entorno. El grupo con sede en Oroso también se encargará, junto a Dragados, de los trabajos de ampliación de Rande, curiosamente la primera obra de la empresa en los setenta y que alumbró después el nacimiento de un grupo presente en Oriente Medio, Sudamérica, Europa y África.

La inversión conjunta de ambas obras, incluidas las expropiaciones, rondará los 300 millones de euros. Esto supondrá para sus zonas de influencia la creación de algo más de un millar de empleos, entre directos e indirectos, y un impulso al maltrecho sector de la construcción civil, tan abandonado como consecuencia de los recortes en los presupuestos públicos en estos años de crisis. De hecho, estas son las primeras obras que Puentes consigue en territorio español en mucho tiempo.

De los dos proyectos, la ampliación de Rande que llevarán a cabo Puentes y Dragados es, con mucha diferencia, el que acarrea una mayor complejidad técnica. Nunca hasta ahora se había planteado una ampliación exterior, por fuera de los pilares en un puente atirantado, con cables en los bordes del tablero. Además, el proyecto de reforma exige la nula afección al tráfico, así como a la ría y a sus dos riberas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una obra que servirá para dinamizar un sector deprimido