Homenajean en Santiago a Elías Valiña, el gran impulsor del Camino de Santiago

Con la ceremonia de esta mañana en Santiago concluye una serie de actos organizados por el 25 aniversario de su muerte


El sacerdote Elías Valiña Sampedro, el creador de la «flecha amarilla» distintiva del Camino de Santiago, ha recibido un homenaje en la capital gallega en el 25 aniversario de su muerte, por su labor de difusión del itinerario jacobeo. El cura de la localidad lucense de O Cebreiro dedicó su vida a la investigación y a la recuperación del Camino de Santiago, según destacaron algunos de los participantes en el acto de homenaje organizado por la Asociación de periodistas y estudiosos de ese sendero, en colaboración con varios colectivos.

Dos sobrinos del clérigo, José y Luis López Armesto, acudieron a la ceremonia, que concluye así una serie de actos de homenaje a Valiña Sampedro en Galicia, del que el profesor Luis Celeiro destacó la dimensión alcanzada por el Camino, que fue también declarado como primer itinerario cultural europeo por el Consejo de Europa.

Celeiro hizo un llamamiento a las diferentes instituciones y administraciones públicas y políticas a favor de proteger ese trayecto, porque es un elemento europeo por el que transita la «vocación colectiva e individual» y la «comunicación en directo». Celeiro advirtió de que la desprotección del Camino «atenta» contra un bien común que ha forjado la historia, «dibujando el mapa de Europa».

Conocido por ser el creador de la flecha amarilla del Camino

acido en la aldea sarriana de Lier en 1929, Valiña Sampredro, estudió en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se licenció en Derecho, y posteriormente se doctoró en la Universidad Pontificia de Salamanca en 1965 con una tesis titulada Camino de Santiago. Estudio histórico-jurídico.

En su cargo de párroco de O Cebrerio, en el viejo Camino Real que comunicaba Galicia con Castilla y puerta de acceso del denominado Camino Francés, ayudó a los peregrinos y constató cómo se perdían a menudo en busca del rumbo hacia Santiago o Fisterra.

El párroco, al que le atribuyen haber recorrido varios tramos del Camino de Santiago tanto a pie como en moto o en coche, es sobre todo reconocido por haber iniciado la marca del sendero con flechas amarillas, aprovechando la pintura cedida por responsables de la construcción de una carretera cercana.

La «flecha amarilla» se ha convertido en pocos años en un símbolo del Camino de Santiago al nivel de la tradicional concha o vieira.

Los caminantes recurren desde entonces a esa referencia de señalización en piedras, árboles o postes para no perderse en algunos cruces en los que todavía se enfrentan a la duda.

Su labor de señalización resultó imprescindible para el Camino actual, de ahí que la Xunta convoca desde 1996 el premio Elías Valiña, para reconocer el esfuerzo revitalizador y promotor de los caminos que conducen a Santiago.

El hispanista británico John Rutherford, autor de un libro titulado «Las flechas de oro» traducido también al gallego, que ha recorrido al menos cinco veces la ruta jacobea, alabó las «benditas flechas amarillas, orientadoras y tranquilizadoras, que están presentes en cada encrucijada y en cada bifurcación».

Valiña Sampedro falleció de cáncer el 11 de diciembre de 1989, y cuatro años después, el 10 diciembre de 1993, el Camino entró en la lista del Patrimonio que agrupa algunos de los mayores monumentos del mundo.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
2 votos

Homenajean en Santiago a Elías Valiña, el gran impulsor del Camino de Santiago