El PP saca adelante en solitario y sin Currás las cuentas del 2015

r.m. santiago / la voz

SANTIAGO

Ramón Quiroga, cargado con las cuentas del Concello para el 2015, que le tocó defender ayer.
Ramón Quiroga, cargado con las cuentas del Concello para el 2015, que le tocó defender ayer. xoán a. soler

El exregidor, que ya no asistió al pleno, causó baja definitiva en el Concello

29 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

El gobierno sacó ayer adelante en solitario, y con el voto de calidad del alcalde, los presupuestos del 2015 en su aprobación inicial. La ausencia de Ángel Currás, que causó baja definitiva en el Concello en esa sesión, obligó a repetir la votación y a echar mano de la posibilidad que tiene el regidor para deshacer los empates, toda vez que la oposición se posicionó en contra de unas cuentas que considera «electoralistas» y que el PP defendió como «expansivas» y con un marcado carácter «social, inversor e dinamizador». Currás no asistió ya a la sesión, aunque el alcalde tampoco contaba con él para sacar adelante los presupuestos. Estos se debatieron en el punto noveno de un orden del día que oficializó la desvinculación del exregidor con Raxoi en el punto 3.

El Concello dispondrá en el 2015 de un presupuesto de 102,6 millones, el más alto del mandato y con un programa inversor que ronda los 12 millones sin recurrir a deuda, recordó el edil de Facenda, Ramón Quiroga, tras adjudicar a la «boa xestión» del gobierno de Agustín Hernández no solo la progresión que suponen estas cuentas en disponibilidad de gasto y en el refuerzo de las partidas sociales, sino también el hecho de que por primera vez en 20 años se aprueben en noviembre.

La oposición, sin embargo, no ve en los resultados económicos en los que el PP afianza estas cuentas evidencias de buena gestión, sino precisamente de su ausencia. Según Paco Reyes, lo único que «mantén as finanzas saneadas» es el crédito de 12,7 solicitado en el 2012 para el pago a proveedores, a lo que Rubén Cela (BNG) sumó «a inexecución dos investimentos nestes anos»: «O que lles sobra e froito diso, non pola xestión», concluyó el nacionalista, quien cuestionó un presupuesto «cargado de propaganda e medias verdades» en el que solo ve positivo, como Reyes, la creación de la renta social de 0,6 millones para los más desfavorecidos, aunque ambos sostienen que llega tarde, y por la proximidad de las elecciones, tras haberla reclamado en los últimos años. Quiroga defendió que las cuentas obedecen a una política «responsable» y que la renuncia a la deuda en año electoral «proba que non hai electoralismo».

«Agradezo que compartan que a renda social é boa para a cidade»

Ramón Quiroga

«O que mantén as finanzas saneadas é o crédito de 12,7 millóns innecesario»

Paco Reyes

«A renda social é boa actuación, pero sería mellor se se fixera hai dous ou tres anos»

Rubén Cela