Hernández zanja la salida de Currás diciendo que se ajusta a lo previsto

r. m. santiago / la voz

SANTIAGO

El alcalde dice que no se siente «<span lang= gl >nin máis nin menos aliviado</span>» con la marcha de Currás.
El alcalde dice que no se siente «nin máis nin menos aliviado» con la marcha de Currás. sandra alonso

Se da tiempo para elegir sustituto, que estará «comprometido coa cidade»

13 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde, Agustín Hernández, insistió ayer, en su primera comparecencia pública tras el anuncio de la dimisión de Ángel Currás, en que esta se enmarca en la normalidad y según lo previsto. Lejos de vincular su marcha con la polémica y frustrada asunción de la presidencia de la delegación gallega de la empresa pública Tragsa por parte del exregidor, Hernández se limitó a indicar que Currás solo hizo lo previsto desde julio, cuando le manifestó «o seu desexo» de «atopar unha ubicación diferente» y de «deixar a vida municipal unha vez feita a transición». Y eso «foi o que fixo o luns». El alcalde zanjó la cuestión aduciendo que «sobre o tema Currás non teño nada máis que engadir», aunque no sin antes indicar que no se siente «nin máis nin menos aliviado» con esta marcha, que se hará efectiva en el próximo pleno de la corporación.

Sobre su sustituto, para el que no se podrá solicitar la acreditación como edil antes de que se oficialice esa renuncia ante el pleno, Hernández sigue manteniendo reserva. Afirma que hasta entonces hay tiempo para su elección y que buscará una persona «comprometida co traballo e coa cidade».