La oposición dice que no se disculpa por cuestionar la gestión de Currás como regidor

La Voz

SANTIAGO

08 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

Ni disculpas ni rectificación alguna. Así respondió ayer la oposición a la sugerencia del exalcalde Ángel Currás de que esperaba esa actitud por parte de Paco Reyes y Rubén Cela después de que se levantase su imputación en el caso Carril. Pero los líderes opositores no ven motivo ni para una cosa ni para otra y se reafirman en las críticas que han mantenido en los dos últimos años contra el exregidor. Porque «nin fomos nós quen o denunciou» ni «pedimos a súa dimisión por estar imputado», afirmaba ayer Reyes, sino por su «incapacidade e ineptitude como alcalde, o que quedou demostrado no auto» que lo libera de esa imputación y en el que se mantiene la calidad de imputados para varios de los que fueron «os seus subordinados». Incluso afirma que el PP confirmó el sentido de su petición de dimisión cuando después lo sustituyó por Hernández.

En esa misma línea, Cela no solo indicó que Currás tenía que «ter abandonado a corporación hai moito tempo e aforrarlle á cidadanía este patético epílogo», sino que insiste en que aparte de las causas judiciales existen las responsabilidades políticas, y las de Currás, tanto en ese proceso judicial como en el que llevó a la inhabilitación de la Xunta de Goberno, «seguen intactas». El BNG no va a pedir disculpas «por denunciar a corrupción e as malas prácticas», dijo Cela, quien entiende que si alguien tiene que pedir perdón es el PP «polo dano que causou a esta cidade».