El Concello demanda la declaración de área de rehabilitación para Vite

r. m. santiago / la voz

SANTIAGO

El alcalde y Heriberto García rubricaron la cesión pero también abordaron el plan de vivienda.
El alcalde y Heriberto García rubricaron la cesión pero también abordaron el plan de vivienda. sandra alonso

La formalizará antes de fin de año para que entre ya en el plan de vivienda

09 oct 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ayuntamiento solicitará formalmente antes de que concluya este año la declaración de área de rehabilitación integral (ARI) para Vite, lo que permitirá al polígono residencial de ese barrio acceder a las ayudas que se habilitan a través de los planes de vivienda para la adecuación de sus inmuebles. Aunque Ángel Currás había anunciado a los vecinos hace justamente dos años que se estaba trabajando en ese sentido, la iniciativa no se ha formalizado todavía, si bien el actual gobierno sí pretende hacerlo antes de que concluya este año para que ese ámbito puede incluirse a partir del 2015 en el plan de vivienda 2013-2016.

La Xunta está totalmente receptiva en ese sentido. De hecho, el director del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), Heriberto García Porto, trató ayer sobre esa cuestión en la reunión que mantuvo en el Ayuntamiento con el alcalde y anunció que la declaración de ese ARI se hará tan pronto como el Concello presente toda la documentación, lo que «con toda probabilidade será este ano». Cuando la declaración sea firme se asignará la financiación precisa para afrontar las actuaciones que se vinculen con el nuevo plan de vivienda, que está pendiente de que el ministerio y la Xunta publiquen la orden para su desarrollo, lo que Agustín Hernández prevé también para antes de que concluya el año.

Accesibilidad y aislamiento

A partir de ahí, se cerrarán las cuatrocientas actuaciones que han quedado pendientes de planes anteriores, en los que se programaron casi 1.400 intervenciones, según el regidor. Santiago tiene actualmente tres ARI declaradas, la del casco viejo, la de Vista Alegre y la de Pontepedriña.

En Vite, como en Vista Alegre y Pontepedriña, las actuaciones se centrarán en la mejora de la eficiencia energética a través de mejoras en el aislamiento de las fachada y en facilitar la accesibilidad a través de ascensores, como se está haciendo en Vista Alegre. En ese caso, se trata de elevadores exteriores, la solución también para Pontepedriña, aunque en este caso su proyección está siendo más complicada técnicamente, aparte de que hay menos vecinos por bloque, lo que encarece el coste por vivienda.

El alcalde apuntó ayer que técnica y estéticamente se está estudiando la posibilidad de instalar un ascensor por cada dos bloques, para suavizar el impacto económico, aunque otra posibilidad es la ya apuntada por el Concello de buscar mecanismos para incrementar las ayudas. «Pero ese é un tema que está sen pechar a expensas do resultado da análise técnica», precisó.