«Hay buenas instalaciones, pero no se han mantenido desde que se hicieron»

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

Defiende una conservación anual para no tener que «entrar con pico y pala»

21 sep 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

María Antón lleva algo más de dos meses a cargo de la concejalía compostelana de Cultura y Patrimonio, con competencias en las áreas de centros socioculturales, Camino de Santiago, fiestas y actividades recreativas. La exgerente del Consorcio asegura que su nuevo cargo «es un caramelo» dentro de las exigencias que demanda la Administración local, aunque al principio sintió «más que vértigo» cuando le propusieron ser edila.

-Coge el testigo en un área asumida hasta ahora por el exalcalde, ¿ha afectado al departamento esa doble dedicación del regidor?

-No. Ángel Currás había sido el concejal de Educación y Cultura. Es una persona que además ha trabajado en muchas y diferentes facetas vinculadas al tema de la cultura, por lo que entiendo perfectamente que él quisiera reservarse ese ámbito para llevarlo más directamente desde alcaldía, teniendo en cuenta que el organismo que realmente tiene las funciones de la acción cultural del Concello es el Auditorio de Galicia, que ya tiene también una estructura y una trayectoria que funciona sin ningún problema. La idea de unir fiestas y centros socioculturales, que sí que las llevaba otra concejalía que no era Cultura, es para hacer unas sinergias mayores y una mayor coordinación entre toda la acción cultural que se desarrolla en Santiago.

-¿Y cuál es el mayor reto hoy para Santiago en el ámbito de la cultura y del patrimonio?

-Yo creo que la consolidación de Santiago como capital cultural es cada día mayor. Tenemos citas importantes que son un referente en el calendario de la ciudadanía y también para fuera. Ahí se trata de perseverar y seguir ofreciendo eventos de calidad como hasta ahora e intentar captar otro tipo de actuaciones y actividades que puedan seguir posicionando a la ciudad en este sentido. Se pretende ayudar también a la desestacionalización de la ciudad, para que la parte de turismo cultural sea otro eje económico más. La cultura no la podemos ver solo como disfrute y goce, sino que tiene que tener una vertiente económica generadora de riqueza.

-¿Cómo ve las instalaciones culturales de la ciudad?

-El nivel de dotaciones culturales en la ciudad es bueno. Soy una gran defensora de que tenemos que acabar la Cidade da Cultura, creo en el proyecto. Y, además de las obras en el Teatro Principal que se están concluyendo, también estamos poniendo sobre la mesa la adecuación, renovación y mantenimiento del Auditorio de Galicia.

-¿Qué tipo de actuación planean?

-Si el dinero nos da, que es como una carta de los Reyes Magos de aquí a cinco años, estudiamos hacer una actuación integral en las instalaciones, incluyendo los exteriores. Es una actuación que tiene un precio muy elevado, hablamos de miles de euros, por lo que tenemos que ponerle mucha sensatez, sentido común y plurianualidades para poder acometerlas. La ciudad tiene unas buenas instalaciones, pero no han sido mantenidas desde que se construyeron. Construir está muy bien pero, si no se mantiene de forma anual, cuando hay que entrar hay que hacerlo con pico y pala.

-Tienen apenas medio año de cara a las próximas municipales, ¿pero hay algún proyecto a corto plazo que urja poner en marcha?