Mercedes Rosón abre la carrera por las primarias socialistas confiando en la sorpresa

La concejala se compromete a no llevar imputados en su lista


Santiago

Mercedes Rosón abrió ayer la carrera por las primarias en el PSdeG-PSOE. Y lo hizo con un lleno total del salón de actos del Araguaney por parte de amigos, afiliados y simpatizantes socialistas. Contados fueron sus compañeros del actual grupo municipal, más numerosos aquellos con los que compartió responsabilidades de gobierno en anteriores ejecutivos locales, aunque entre estos no se dejó ver el que fuera su jefe de filas y responsable local del partido, Sánchez Bugallo, como tampoco lo hizo el candidato con el que inicialmente se medirá ante la militancia socialista, Paco Reyes.

«Estou aquí porque quero ser alcaldesa de Santiago», dijo ante un auditorio en el que sí estaban un ex presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y un exministro, Francisco Caamaño, y frente al que confesó que su aspiración no está exenta de dificultades. «O camiño é sumamente difícil», y no solo porque el PSOE «non estea atravesando o seu mellor momento». También porque es sabedora de que «non son a favorita» en las apuestas internas, aunque no dejó pasar la ocasión de recordar que «este é un partido de sorpresas» en las primarias. Rosón anunció empeño para convencer a la familia socialista de que «son a candidata que os veciños esperan e a cidade necesita» para que Compostela recupere «ese sentimento de comunidade» que considera imprescindible para salir de la crisis, y para «acabar coa bochornosa etapa do PP» en el Ayuntamiento. Convencida de que así será, dijo, «comigo ou con Paco Reyes», la candidata a alcaldable desplegó las líneas generales de un programa que sustenta sobre cuatro «piares» para vertebrar un Santiago «innovador e empresarial»: Patrimonio, Universidade, comercio y empresa, a los que ve como actores significados en torno a los cuatro polos de actividad que plantea para que la ciudad recupere dinamismo y se proyecte de nuevo como referencia cultural y con capacidad también para aportar soluciones que optimicen sus recursos turísticos y su potencial comercial y que aproveche tecnológicamente la presencia de la universidad.

Cuatro principios, tantos como hojas tiene el trébol sobre el que girará su campaña, son los que formuló también Rosón para la «rexeneración democtrática» en Raxoi. El primero, que levantó el aplauso del público, el compromiso de no incorporar a la lista socialista a ningún imputado por corrupción. Se suman a este la promesa de total transparencia en la agenda del alcalde, presupuestos participativos para barrios y parroquias y rendición de cuentas a los ciudadanos. Y cuatro son también sus líneas maestras para diseñar nuevas conexiones internas y externas para la ciudad, expuso después de ofrecer «traballo, honestidade e estar á disposición dos veciños», cualidades que reconocieron en Rosón quienes la acompañaron como introductores del acto: Roberto Leal, Rosa Gómez, Antón Varela y Pablo Sampedro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Mercedes Rosón abre la carrera por las primarias socialistas confiando en la sorpresa