Angela Merkel inicia su visita de dos días a Santiago

La canciller alemana ha llegado a Lavacolla a las 17.30 horas. Media hora después ha iniciado en O Pino un trayecto de 6 kilómetros por el Camino con Rajoy, con quien se ha dirigido después al hostal Reis Católicos para cenar en un restaurante

Merkel y Rajoy conversan durante la caminata desde O Pino
Merkel y Rajoy conversan durante la caminata desde O Pino

Redacción

Angela Merkel ya se encuentra en Santiago. Con cinco minutos de adelanto sobre el horario previsto, a las 17.30 horas, la canciller alemana aterrizó -junto a colaboradores y personal de gabinete- en Lavacolla, en donde fue recibida a pie de pista por los presidentes del Gobierno español, Mariano Rajoy, y de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. El jefe del Ejecutivo gallego retoma así su agenda oficial tras las vacaciones estivales. Hasta la terminal también acudió el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.

Tras los saludos de ambas delegaciones, Merkel y Rajoy se desplazaron hasta Pedrouzo (O Pino) desde donde iniciaron un recorrido de 6,3 kilómetros por el Camino de Santiago. El corto itinerario que han cubierto se adentra por bosques de eucaliptos y una carballeira y no esquiva una dura subida. La travesía ha finalizado en las inmediaciones del aeropuerto de Lavacolla. Ante un monolito con inscripciones jacobeas, donde se inicia el municipio compostelano, ambos mandatarios han puesto fin al trayecto

Abucheos y algún aplauso en la plaza del Obradoiro

Merkel llegó a la plaza del Obradoiro minutos antes de las siete y media de la tarde en una furgoneta marca Mercedes. Más de un millar de personas aguardaban a la canciller alemana en una zona acordonada frente al hostal Reis Católicos, donde se hospedará durante su estancia en Compostela. Entre abucheos y algunos aplausos, la dirigente se saltó el protocolo para acercarse a saludar a los allí congregados, a lo que se sumó el presidente Mariano Rajoy. Merkel estrechó la mano a unas quince personas e intercambió algunas palabras antes de dirigirse al interior del hospedaje. Entre los gritos que se escucharon en la compostelana Praza do Obradoiro, también se pudo oír cómo una mujer lamentaba: «Camino duro el de los españoles, no el que has hecho tú», y otras voces decían «vete para Alemania».

La primera jornada del encuentro compostelano entre Merkel y Rajoy se completa con un breve paseo por la ciudad histórica y una cena privada en el restaurante El Pasaje, situado en la rúa del Franco, a donde llegaron ambos mandatarios sobre las 21 horas.

De las imágenes que se han podido ver del recorrido, se ha podido escuchar a Rajoy decir «exportamos», así como un «buenas tardes» con acento alemán. La reunión de trabajo propiamente está reservada para mañana, cuando ambos dirigentes intentarán poner en común los nombramientos en las instituciones europeas, en las que Rajoy espera colocar a Arias Cañete de comisario y a Luis de Guindos de presidente del Eurogrupo. También será en la jornada del lunes cuando Angela Merkel visite la Catedral compostelana.

Sin ministros

El formato de la cita gallega de la canciller alemana, a la que no acuden ministros de ninguno de los dos gobiernos, está muy alejado de lo que puede ser una cumbre bilateral entre ambos países, pues se trata más bien de una ronda preparatoria del Consejo Europeo que tendrá lugar el próximo día 30 en Bruselas, ampliada con el contacto personal que mantendrán ambos dirigentes para realizar un tramo del Camino de Santiago y visitar la catedral, que les servirá para mostrar la sintonía política que hay entre ambos.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
47 votos

Angela Merkel inicia su visita de dos días a Santiago