Reliquias del motor toman la plaza del Obradoiro

La reunión anual del club Rally Teresa Herrera ha reunido en Santiago a 42 coches antiguos


Un total de 42 coches antiguos -el más nuevo de los años 60 y de comienzos del siglo pasado el más viejo- han tomado hoy la plaza del Obradoiro de Santiago en una reunión anual del club Rally Teresa Herrera y han compartido entre los turistas el protagonismo con la Catedral.

Los flashes de las cámaras fotográficas disparaban hoy a partes iguales al templo compostelano y a la variedad de reliquias del motor pertenecientes a este club, que este año celebra su XXV aniversario. Los dueños de los coches ya están acostumbrados a los focos dado que, por lo general, la gente se queda asombrada con la belleza de estos vehículos, y no es la primera vez que vuelven a recoger su coche aparcado y tienen que esperar a que la gente termine de inmortalizarse con estos trastos, cuenta uno de los propietarios, Bruno García. Y es que estos coches son reliquias, pero no de museo, puesto que también hacen la función de un vehículo de diario y la mayoría de ellos hacen 6.000 o 7.000 kilómetros al año, señala García.

En el club Teresa Herrera, por lo general, los coches tienen más años que sus dueños ya que el más «joven» es del año 60, y el de mayor antigüedad del 1921, explica el aficionado conductor.

La variedad de edades también se puede ver en los afiliados al club, ya que no son pocos los niños que están inscritos. Y es que la afición por el motor «es una pasión sin edad, y que se transmite en familia» dice García, quien hoy ha acudido con sus padres mayores de 60 años y su pequeña hija de 3.

Escoger un vehículo entre los 42, «es imposible» responde tajante, al tiempo que indica que «cada uno tiene su interés» y que cada propietario siente debilidad por el suyo.

Aunque sí que ha destacado la relevancia e interés de un Rolls Royce, y el de otro coche preguerra, un Peugeot 202, «mucho más avanzado que otros posteriores a la guerra».

La parada en Compostela forma parte de la reunión que celebra el club coruñés cada año, y que tendrá el broche final mañana con un 'eslalon' entre los coches y su posterior entrega de premios.

Además hoy han sido recibidos por el alcalde de Santiago, Agustín Hernández, que ha destacado el «valor cultural» de los vehículos que son «mucho más que un entrenamiento», dado que sirven como «testimonio del pasado».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Reliquias del motor toman la plaza del Obradoiro