Vedra agradece el legado emigrante que desarrolló la parroquia de San Xián de Sales

Emma Araújo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

La asociación Unión e Progreso, que cumple cien años, financió la escuela, una caja rural y una mutua agraria

26 jul 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Hace cien años, Galicia se desangraba por la emigración y municipios como Vedra vieron como buena parte de su vecinos buscaron su sustento en Argentina. Y aunque allí muchos iniciaron una nueva vida y dejaron familia al otro lado del Atlántico, su trabajo contribuyó especialmente al desarrollo de su tierra natal.

Un claro ejemplo de este legado es la sociedad Unión e Progreso, de San Xián de Sales, que acaba de cumplir un siglo de una existencia especialmente prolífica. Y para celebrarlo, nada mejor que agradecer todo lo que hicieron sus fundadores por la tierra en la que nacieron.

Este colectivo, tal y como recuerdan los actuales miembros de la entidad, «dende os seus comezos traballou polo desenvolvemento da parroquia». La mejor prueba de que esto fue así es que el dinero que enviaron durante décadas permitió la construcción y mantenimiento de la escuela, ya que pagaban el sueldo del maestro. Con sus aportaciones se pudo construir el campo de la fiesta, el palco de la música del mismo recinto, un puente y caminos como el de A Torre. El muro que rodea la iglesia también es obra de la asociación, con un diseño importado de Argentina y que hoy aún perdura.