La sede social del Aero Club de Santiago ya está lista para su apertura, que se ha querido hacer coincidir con el Día de Galicia. Pero los socios más curiosos de esta entidad compostelana pudieron conocer ayer con todo detalle unas instalaciones por la que llevan años esperando y viendo crecer mientras jugaban al golf, ya que el campo de Ameixenda (Ames) funciona desde hace meses. Personal y técnicos responsables de la obra fueron los encargados de presentar las modernas instalaciones con un diseño adaptado al entorno y en las que desde hoy mismo ya se podrán hacer reservas de actividades.

La apertura de la ciudad deportiva supone que las más de 1.700 familias que son socias de la entidad podrán disfrutar también de cuatro pistas cubiertas de tierra batida para jugar al tenis y otras tantas de pádel. Lo mismo ocurrirá con las piscinas y el servicio de restauración de su sede, de la que destacan especialmente sus vistas. En fines de semana, el acceso de invitados a la cafetería se restringe a treinta personas, asignadas por orden de solicitud.

El uso de las piscinas es otro de los atractivos que se podrán disfrutar desde mañana al mediodía, ya que este es el horario de apertura.

El Aero Club tendrá transporte desde la estación de autobuses, Xoán XXIII y Vista Alegre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Puertas abiertas a una nueva etapa en el Aero Club