Agustín Hernández le toma ya el pulso a los asuntos municipales

r.?m. santiago / la voz

SANTIAGO

XOÁN A. SOLER

El futuro regidor se dejó ver por Raxoi, donde «estou tomando contacto»

02 jul 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Agustín Hernández asumirá la alcaldía con conocimiento ya de buena parte de los asuntos que están pendientes en la ciudad. El futuro regidor no esperará a la toma de posesión, previsiblemente la próxima semana, para entrar en materia y ayer ya se dejó ver por Raxoi. «Estou tomando contacto co Concello, con normalidade, como non podería ser doutro xeito», dijo ante el interés de los medios mientras aguardaban a que concluyese la reunión del todavía alcalde con el director de la Real Filharmonía, Paul Daniel. Pero Hernández parece estar orientando también ya la nueva etapa que se abrirá con su entrada en la corporación. «Estou coñecendo os temas e axudando en algunha cuestión», indicaba mientras mantenía reserva, sin embargo, sobre la organización de un gobierno que se renovará prácticamente en su totalidad. De los 13 ediles que las urnas dieron al PP, ahora solo hay 4.

Los nueve restantes, entre ellos Hernández, están pendientes de que la Junta Electoral Central los acredite como concejales, previo análisis de la alegaciones que han formulado socialistas y nacionalistas contra la designación de siete ediles no electos y las que anteayer presentaba el PP para argumentar a su vez contra las reclamaciones de la oposición. El futuro alcalde prevé que el órgano electoral se reúna ya hoy para valorar la situación, aunque dispone de tres días, y remita las credenciales al Ayuntamiento. Los populares no dudan de que la junta los acreditará a todos, al margen de la cuestión de constitucionalidad que plantea la oposición y que llevarán al Tribunal Constitucional en el caso de que finalmente los 7 ediles no electos acaben tomando posesión.

Hernández solo tiene un objetivo ahora mismo. «Tentar que o Concello volte á normalidade», expuso entre el agradecimiento «ao traballo» de los cuatro ediles que ahora mismo conforman el gobierno local y el lamento de que «quen hai dúas semanas pedía a volta á normalidad estean a demostrar que non teñen o mínimo interese pola cidade e polos veciños». En línea con la opinión reiterada ayer mismo por el todavía alcalde, Ángel Currás, y la teniente de alcalde, Reyes Leis, Hernández mantiene que lo único que preocupa a la oposición «é o seu interese partidista» y «o único que nós pedimos é que nos deixen voltar á normalidade, que é o único que queremos».

Una normalidad que prácticamente lo dejará sin vacaciones este año, o al menos con un descanso estival muy limitado. Pero no parece esta una cuestión que le preocupe al futuro regidor, que en ese sentido parece estar ya en su papel de mandatario. «Creo que Santiago é o mellor sitio para estar de vacacións», dijo al tiempo que proclamaba que «o que farei é traballar pola cidade, que é o que toca ata o 24 de maio», concluyó en alusión a las próximas elecciones municipales.

La oposición, en este caso el socialista Paco Reyes, respondía ayer de nuevo a la falta de responsabilidad que le achaca el PP, al retrasar la toma de posesión del nuevo gobierno con sus alegaciones, que si algún culpable hay de la situación «de desgoberno» que vive la ciudad, ese es el PP exclusivamente. Añade Reyes que ellos solo cumplen con el «xuramento que fixemos de gardar e facer gardar a Constitución» y entienden que la propuesta de asignación de nuevos concejales del PP no encaja en el marco constitucional.

«Estou coñecendo os temas e axudando en algunha cuestión»

Agustín Hernández