El PSOE dice que el futuro gobierno de Santiago crea un precedente peligroso de «lexitimidade democrática»

SANTIAGO

Afirma que el PP hace un uso «torticeiro» de la ley y estudia presentar un recurso ante la Junta Electoral que podría acabar en el Constitucional

20 jun 2014 . Actualizado a las 15:53 h.

El PSOE considera que la constitución de un gobierno con mayoría de no electos en Santiago crea un precedente que podría afectar «ao principio de lexitimidade democrática e de autonomía local». Estudia por ello la presentación de un recurso primero ante la Junta Electoral Central como paso previo al Tribunal Constitucional.

Los socialistas han tomado nota del voto particular de un magistrado en la sentencia del Constitucional del 2013 que falló que un cargo no electo no puede ser alcalde. Ese voto particular plantea que el problema «non está tanto aí, senón que é de base, e é que non se pode elixir edil a quen non foi votado polos cidadáns», afirma el portavoz municipal socialista, Francisco Reyes, quien sostiene que en Santiago se está haciendo «un emprego torticeiro» del artículo 182 de la Lei Electoral, el que permite la incorporación de concejales no electos, porque en la lista electoral del PP había al menos un integrante buen conocedor del funcionamiento del Ayuntamiento que «tiña expresada a sua disposición a incorporarse ao Concello e que quen vai ser alcalde non o incorpora», con lo que «se está a furtar claramente a representación que decidiron os cidadáns».

Y esa lectura «torticeira» permitiría, abunda Reyes, que los partidos se presentasen con una lista de la que el primero resultaría alcalde y luego se hiciese «dimitir a todos os electos e ao resto da lista e en vez da disolución do Concello elixiría o goberno a dedo, furtando a vontade do cidadán». «Por iso é tan perigoso -añade Reyes- o que acaba de facer o PP, que aínda tiña 11 candidatos na lista electoral».

Para el socialista, este «precedente» podría afectar «aos principios de lexitimidade democrática e de autonomía local». De ahí que su partido esté estudiando la posibilidad de recurrir esta situación. No se trata, dice, de paralizar el gobierno de la ciudad, sino que el problema «é o precedente que pode crear para Santiago e para o país. Están en xogo os principios constitucionais de lexitimidade democrática e autonomía local», reitera Reyes.

El todavía alcalde, Ángel Currás, acusaba a la oposición esta mañana de «querer deslexitimalo todo». Dice que ya quisieron deslegittimar la victoria del PP en las elecciones del 2011, pero augura que «van perder de novo» porque el relevo con concejales no electos «está previsto na Lei Electoral».