Un reconocido violonchelista estadounidense pondrá música de Bach a las iglesias del Camino

El 16 de mayo Dane Johansen inicia, con su instrumento a la espalda, la ruta desde Francia. Un equipo filmará el recorrido para el documental «The Walk to Fisterra»


Fue en el 2008, y de la mano de un amigo aficionado al senderismo cuando Dane Johansen tomó contacto por primera vez con el Camino de Santiago. El joven violonchelista, de 29 años, nacido en Alaska pero asentado en Nueva York, se inició entonces en la historia y simbolismo de la ruta jacobea, una vía que le permitía aunar tres de sus grandes pasiones: la música, la aventura y la naturaleza. «Hasta ese momento había estado buscando una experiencia que me permitiese profundizar en mi relación con la música de Bach y que me facilitase compartir el relato que me inspiraban sus suites para violonchelo: el de un largo viaje. Vivir con la música de Bach es como una peregrinación: cada vez que toco tengo la sensación de estar descubriendo algo nuevo».

Con una amplia trayectoria a sus espaldas, como músico de cámara y solista y miembro de la Escher String Quartet, Dane Johansen compartió entonces con varios productores su proyecto de combinar una peregrinación musical y física a lo largo de la ruta jacobea, un proyecto que tuvo gran eco en el medio y que rápidamente se materializó en un nuevo guion de documental -The Walk to Fisterra- sobre la ruta jacobea.

El próximo sábado 16 de mayo Dane Johansen partirá de Saint Jean Pied de Port junto a un completo equipo de grabación, integrado, entre otros, por el técnico de sonido Jesse Lewis, ganador de tres Grammys Awards. Con el recorrido del Camino Francés como telón de fondo, las secuencias se centrarán en la propia travesía de Dane Johansen, quien pondrá rumbo a Santiago con su violonchelo a la espalda, y, sobre todo, en las sucesivas paradas que el músico realizará en los distintos hitos del Camino. La idea inicial del violonchelista es la de ofrecer conciertos gratuitos -compuestos a partir de las suites de Bach- en 36 iglesias de la ruta, grabaciones que pasarían a formar parte del propio documental. «Mi equipo y yo hemos estado luchando para obtener un permiso que nos permita grabar en estos templos. En algunas ciudades, los párrocos y responsables de patrimonio se han mostrado muy entusiastas con la idea. Tengo la esperanza de que todos reconozcan nuestros buenos propósitos y se muestren flexibles y dispuestos a ayudar. De todas formas, también estamos planeando realizar otras actuaciones musicales más espontáneas a lo largo de la ruta», avanza el estadounidense.

Johansen, que reconoce la importancia que la faceta docente ha tenido en su trayectoria, pone el foco en otro de los Leitmotiv que guían esta peregrinación: la de poder compartir su experiencia vital con jóvenes violonchelistas de las distintas localidades que atraviesa la vía milenaria. «Me reuniré con violonchelistas en Pamplona, Logroño y Burgos y también está previsto que participe en un encuentro de verano organizado por Soncello, la Asociación de Violonchelistas de Galicia, en Culleredo». Según los planes previstos, Dane Johansen llegará a Santiago el 22 de junio, 39 días después de arrancar itinerario en Francia. La meta final no será, sin embargo, Compostela. Como reza el propio título del documental, «The Walk to Fisterra», el músico proseguirá camino hacia el legendario cabo, a donde llegará tres días después.

Para financiar el proyecto el equipo de producción puso en marcha hace meses una campaña de recaudación de fondos con la que alcanzar la cifra de 20.000 dólares, una suma de la que ya se ha comprometido el 25 % y con la que han colaborado 121 mecenas anónimos. «Aún nos queda un largo camino por recorrer, pero somos optimistas con que la gente vea el mérito del proyecto», aclara el violonchelista.

Ya con la mochila hecha, Dane Johnanson pondrá rumbo a Europa dentro de seis días. Será justo después cuando comience su particular peregrinación, acometida con muchas ganas y determinación. «La recompensa personal es inmensa. El Camino ya se ha convertido en una increíble fuente de inspiración».

Votación
13 votos

Un reconocido violonchelista estadounidense pondrá música de Bach a las iglesias del Camino