Las Google Glass, listas para funcionar en gallego

Europa Press

SANTIAGO

Álvaro Ballesteros

El director del proyecto Mundo Glass ha avanzado en Santiago que en dos meses se conocerá cuando saldrán al mercado en España

25 abr 2014 . Actualizado a las 09:51 h.

Las Google Glass, las gafas inteligentes de Google, han aterrizado este jueves en Galicia para su presentación oficial a cargo del desarrollador tecnológico Andreu Ibáñez, uno de los escasos 15 poseedores de este aparato que no se vende todavía fuera de Estados Unidos. No obstante, las previsiones apuntan a que este año el público español podrá acceder a estas gafas. En declaraciones a Europa Press, el director del proyecto Mundo Glass ha estimado que el anuncio llegará en el entorno del 25 de junio, con motivo del congreso mundial de desarrolladores de Google. En esa semana, ha predicho, se conocerán las fechas de lanzamiento en los distintos países de esta tecnología que, cuando salga en España, estará «cien por cien» preparada para su configuración en gallego.

Además, el ponente que acudió al Citius de la USC para realizar un acto interactivo -con algunos fallos técnicos debido a la mala conexión wifi- ha explicado que estas gafas despiertan especial interés en el ámbito industrial, en donde «va a brillar bastante», y ha asegurado que su utilización en el sector del mar también es posible. Actualmente ya existe una aplicación de nudos y, en el ámbito de las capturas, ha asegurado que es «factible» desarrollar una con la que, de un vistazo, un tripulante conozca cuando dinero va a ganar con lo pescado.

Así, en un ejercicio de desarrollo improvisado a la pregunta de cómo se podrían usar las Glass en el mar, como uno de los sectores más importantes de Galicia, Andreu Ibáñez ha ideado una aplicación con la que una vez esparcida la pesca tras ser capturada, con un reconocimiento óptico y una conexión de datos conectada con la lonja un pescador sepa «la pasta que ha conseguido», ya que percibiría las unidades, un cálculo del peso y cruzaría los datos con el precio por kilo. «Es totalmente factible», ha afirmado sobre esta posible aplicación.