La obra del colector del Sar se ralentiza mientras proliferan los vertidos

Las máquinas abandonaron la zona de excavación por retrasos en el pago y se ocupan en otras tareas

la voz

Las prisas para la construcción de los colectores principales de la ciudad parecen haberse esfumado. Basta con darse una vuelta por la zona de actuación para comprobar que la celeridad no va con el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, al menos en Compostela. Apenas hay actividad en los cauces del saneamiento. La construcción de las redes que hoy están en marcha han padecido tantas incidencias y parones prolongados que, de intuirlo, Xerardo Estévez no lanzaría su previsión de que las obras estarían finalizadas en el año santo de 1999. La salubridad del Sar, muy damnificado, tiene que aguardar.

El hecho es que las máquinas de la empresa Sacyr no avanzan desde hace unos días. En estas últimas jornadas han estado en distintos sitios, menos en los terrenos a excavar. Ayer mismo maniobraban dos en Conxo, pero solo una de ellas en el tajo adjudicado. La otra estuvo dedicada a solventar el desastre provocado por el reventón de un tubo, que inundó de aguas residuales y de porquerías un área rural de dicho barrio. La visión de la cochambre y de las inmundicias soltadas no era plato de buen gusto para el vecindario.

Pero, aunque fuerte, es un ejemplo de la insalubridad residual patente en las aguas del Sar por las deficiencias del saneamiento. Ante los fallos que han venido surgiendo, y los frecuentes vertidos al río, las Administraciones siempre han remitido al proyecto en marcha para no malgastar recursos en intervenciones temporales.

De ahí que los vecinos, y algunas instituciones como la Plataforma pola Recuperación do Sar, se sientan irritados con la situación actual de casi paralización de las obras. La Plataforma ha puesto los hechos en conocimiento de los diferentes partidos políticos.

Y es que las máquinas estuvieron bregando durante una época complicada para las obras como es la invernal, y justo cuando llega el buen tiempo dejan de funcionar en la excavación. Habitualmente han venido maniobrando media docena de máquinas en la obra de los colectores, pero ayer buena parte de ellas rondaban las instalaciones de la Cidade da Cultura, en varios sitios a la vez, para retirar las montañas de tierra extraídas de las excavaciones y asear el entorno del aparcamiento.

Según explicaron algunas fuentes, la ralentización de las obras de la red de saneamiento obedece a que Sacyr no está recibiendo el dinero correspondiente a las obras ya ejecutadas. La constructora se ha negado ayer a corroborar o desmentir las causas de la semiparalización de los trabajos, que alargará los plazos para el saneamiento global (depuradora incluida) de la ciudad previsto en el 2017.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La obra del colector del Sar se ralentiza mientras proliferan los vertidos