Neira Vilas alaba la filloa internacional

joel gómez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Álvaro Ballesteros

Recuerda el consumo por emigrantes, pero también en India, Rusia o China

11 mar 2014 . Actualizado a las 10:27 h.

La filloa fue reivindicada como un manjar clásico, cosmopolita e internacional por Xosé Neira Vilas, quien se declaró además consumidor vitalicio del alimento en el pregón que pronunció en la fiesta que se le dedica en Lestedo.

El afamado autor de Memorias dun neno labrego resaltó que ya la elaboraban en la antigua Grecia y en Roma, donde la denominaban «lámina», por su forma, y la condimentaban con harina, agua, miel y huevo. También en Líbano, Palestina, Francia, Rusia, Albania, Italia, México, Suiza, Chile, Argentina, China, India, Vietnam, diversos lugares de África, y otros países es habitual en el menú, con diferentes denominaciones, como crepe o panqueque, dijo. En Brasil, Uruguay, Argentina, México, Cuba o Suiza las consumió en compañía de emigrantes gallegos, entre ellos Luís Soto, Isaac Díaz Pardo, Luís Seoane o Eduardo Blanco Amor; y su fallecida esposa Anisia Miranda invitaba a filloas en las tertulias literarias. Aludió asimismo a la «morriña gastronómica» en el Centro Ourensano de Buenos Aires y en otros establecimientos, para recordar Galicia cuando se servían filloas y otros alimentos de la tierra.

Neira Vilas recordó que ya de niño su madre hacía filloas, y sus abuelos paternos, de Rebordaos, en la parroquia de Oural (Boqueixón). Finalizó su intervención con un recuerdo a Manuel Fuente, quien hace 31 años inició la fiesta de Lestedo; y a la poeta lucense Marica Campo, de quien recitó su «Oda á filloa».