Alvedro arrebata a Lavacolla su liderazgo en los vuelos a Madrid

A Coruña tuvo 10.000 viajeros más que Santiago en esa ruta desde octubre


santiago / la voz

Lavacolla necesita un revulsivo que devuelva el atractivo perdido a la conexión con Madrid. En los últimos cuatro meses, el aeropuerto compostelano ha perdido ante Alvedro su liderazgo histórico en la principal ruta doméstica. El punto de inflexión se alcanzó en octubre. Durante ese mes y los tres siguientes, la terminal coruñesa captó en los vuelos a Barajas 175.019 viajeros. Son prácticamente 10.000 más que Lavacolla (165.143) y 37.000 más que Peinador (137.753).

La brecha aumenta si se compara con el mismo período del año anterior. Esos 175.019 pasajeros que volaron a Madrid desde Alvedro entre octubre del 2013 y enero pasado representan 25.456 más de los que tuvo esa conexión de octubre del 2012 a enero del 2013. En cambio, los 165.143 de Lavacolla en este último cuatrimestre suponen 19.156 menos de los que atendió un año antes.

Esta pérdida de Lavacolla de su condición de primer aeropuerto gallego en la ruta de Madrid coincidió en octubre con el inicio de la temporada de invierno. Ese hecho no es casual. La terminal que el año pasado captó 92.000 clientes más que Alvedro en los vuelos con Barajas resultó penalizada por la distribución horaria de los enlaces con el aeropuerto madrileño. El problema no está tanto en el número de frecuencias como en su ubicación. Santiago cuenta con seis vuelos diarios con Madrid, que aumentan a siete los miércoles y domingos, y se reducen a cinco los sábados. Pero las decisiones de las aerolíneas motivaron que el primer vuelo a Barajas (el que opera Ryanair) no despegue hasta las 8.05 horas. Esto aboca a los clientes que viajan a Madrid por negocios a buscar otras alternativas, ya que volando desde Santiago no pueden llegar a Barajas antes de las 9.20 horas. El mismo contratiempo se plantea con el vuelo de regreso a Compostela. El último diario (también de la low cost irlandesa) despega de Madrid a las 20.35 horas.

Esta poco competitiva distribución horaria ha lastrado los vuelos de negocios, que tienen en Alvedro y Peinador ofertas más racionales. Y la terminal coruñesa está exprimiendo esa ventaja. El vuelo más madrugador entre Alvedro y Barajas sale a las 6.30. Esto supone que los pasajeros que lo usan están en el destino a las 7.50, con una antelación de hora y media respecto a los que viajan en el primer vuelo de Lavacolla. Además, el último enlace de regreso a Alvedro parte de Madrid a las 21.50, lo que da un jugoso margen de 75 minutos más en relación al vuelo de retorno a Lavacolla.

Empuje subvencionado

Para mitigar el daño que este nefasto reparto de frecuencias está provocando al aeropuerto de Santiago, un impacto que ahora aflora en las estadísticas, será vital la recuperación del primer vuelo de Iberia Express, que todavía deberá esperar al 30 de marzo. La presión de los empresarios y gobernantes compostelanos ha sido crucial en el compromiso de la aerolínea de restablecer la conexión de las 6.45 horas, aunque en principio solo estará disponible los lunes, miércoles, viernes y sábados.

En este empuje de Alvedro también es determinante el retorno subvencionado de Air Europa. Fleta cuatro frecuencias diarias a Madrid y dos los sábados y domingos con una inyección del Concello de 1,4 millones.

165.143

Lavacolla

Perdió 19.156 sobre el mismo período del año anterior

137.753

Peinador

En el mismo período del año anterior tuvo 15.545 más

175.019

Alvedro

Son 25.456 más que de oct. del 2012 a enero del 2013

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Alvedro arrebata a Lavacolla su liderazgo en los vuelos a Madrid