Aumentan las dudas sobre la legalidad de la obra de Galeras

Los vecinos se movilizarán y el PSOE requiere un acuerdo plenario

santiago r.?m. santiago la voz

La rotonda de Galeras se ha convertido en un tema caliente, incluso cuando el sumario de la Pokémon parece atrapar todo interés por la actualidad municipal. Vecinos y oposición, cada uno por su lado, insisten en reclamar la atención del gobierno local hacia sus reclamaciones. Y estas son que ese proyecto no es necesario tal y como está planteado y que el beneficio de esa intervención está más cerca del interés particular del aparcamiento que financia la obra que del interés general.

Los residentes de la zona, que se han movilizado desde que advirtieron la inminencia del inicio de las obras con el vallado de la parte del parque que se verá afectada por la intervención, llevarán su protesta este sábado a la calle, a las 13.00, justo delante de la zona vallada. Además, ayer repartieron por el ámbito un folleto informando a los vecinos «do que pretende facer o Concello», ante la falta de información directa de este.

Y mientras los vecinos han decidido movilizarse, el PSOE cuestionaba ayer la legalidad del convenio que ampara esa actuación. Según Paco Reyes (PSOE) podría «ser nulo», porque la utilización de un espacio público como acceso a un aparcamiento privado supone un cambio de calificación que debe autorizar el pleno, porque se trata «dun ben que pasa de ser dominio público a uso privativo». Y no ha sido el caso. El convenio no aporta ningún informe que justifique por qué esa cuestión no ha pasado por pleno, afirma Reyes, quien exige explicaciones del alcalde de por qué firma un convenio «que require aprobación en pleno».

Conexión en Pontepedriña

Al margen del conflicto de Galeras, en Pontepedriña se pondrá remedio pronto a una demanda vecinal, la de dotar de conexión rodada al polígono Cardenal Quiroga con el Sup 7. Aunque están pegados, desde el primero no se puede acceder en vehículo al segundo a través de la rotonda inferior de Pontepedriña, lo que obliga a quienes quieran entrar en ese ámbito a desplazarse hasta la rotonda del Castiñeiriño para bajar de nuevo todo el Restollal. Raxoi ha aprobado ya el proyecto que permitirá esa conexión con la eliminación de la acera que separa las calles Canfranc y Manuel Vázquez Cacharrón.

Votación
6 votos
Tags

Aumentan las dudas sobre la legalidad de la obra de Galeras