e. f. e. a. R
santiago / la voz

El temporal Petra dejó en Santiago y sus comarcas limítrofes un reguero de incidentes entre crecidas de ríos como el Sar o el Rois, árboles caídos que obstaculizaban carreteras, casas aisladas por el agua, así como desperfectos en carreteras y otras infraestructuras.

En Santiago, donde en la estación del Observatorio Astronómico del Campus Sur se recogieron 55,4 litros por metro cuadrado de lluvia, los incidentes más graves fueron la caída de árboles en Vilamaior, junto al aeropuerto de Lavacolla, y en Sigüeiro. Los bomberos de la ciudad acudieron de inmediato para retirarlos, pero uno de ellos provocó un corte de luz que afectó entre las 16.30 y las 19 horas al aeropuerto y a la TVG. Sin embargo, el aeródromo no sufrió ni retrasos ni desvíos porque operó con el sistema electrógeno. Sí hubo aterrizajes complicados, como el del avión de Iberia Express que llegó a las 21.05 horas. También se produjeron cortes de luz de dos horas de duración en Aríns e inundaciones en Moas de Arriba, donde el agua se acumuló en una carretera.

Santa Comba fue el municipio de la zona en el que se produjeron las precipitaciones más intensas, con 100 litros por metro cuadrado registrados a primera hora de la tarde en la estación que Meteogalicia tiene en la parroquia xalleira de Fontecada.

Tanta agua dejó su pegada en numerosas bolsas de agua en viales de las comarcas de Xallas y Barcala. Protección Civil de Santa Comba tuvo que erradicar por el peligro para el tráfico una de estas bolsas a la altura del núcleo de As Travesas, en la carretera AC-404 en dirección a Zas. También fue necesario asegurar un poste del tendido telefónico en el lugar de Mallón, debido al fuerte viento reinante con rachas que alcanzaron los 96,6 kilómetros por hora.

En Negreira no se registraron incidencias destacables, aunque el río Tambre a su paso por Pontemaceira amenazaba con anegar las fincas más próximas. El embalse Barrié de la Maza permanece al 74 % de su capacidad con 23 hectómetros cúbicos de agua, prácticamente lo mismo que hace un año.

En la comarca de Sar, varias zonas de la parte baja de Rois quedaron bajo el agua ayer por la tarde. El desbordamiento del río Rois a su paso por puntos como A Peruca dejó alguna casa aislada, como sucedió en el primer núcleo. En Lamego también hubo viviendas que quedaron rodeadas por el agua, al igual que toda la zona de la playa fluvial de Seira, donde las vías quedaron intransitables para el tráfico debido al agua acumulada.

El río Sar también se desbordó a la altura del viaducto de A Meana, en Rois, al igual que en el polígono empresarial de Pazos, en Padrón, aunque aquí con menos intensidad que a principios de enero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El temporal deja casas aisladas, árboles caídos y ríos desbordados