La oposición cuestiona el interés de la polémica obra de Galeras

El PSOE ve «posibles irregularidades» y «ocultación» del convenio

la voz

La polémica por las obras de Galeras no está solo en la zona afectada por una actuación que permitirá construir una rotonda para abrir un nuevo acceso al párking privado y dotar de doble sentido a la calle García-Sabell. También ocupó ayer a la oposición, que reclamó su paralización. Lo hizo expresamente el PSOE, que observa «posibles irregularidades» en un proyecto basado en un convenio con el párking aprobado en una Xunta de Goberno extraordinaria de mayo que «deliberadamente se ocultou á oposición, á cidanía e aos veciños afectados», según Bernardino Rama.

Para el ex edil de Obras debería haber además dos informes que no le constan. No están en el expediente, al que ya tuvo acceso el PSOE, aunque no el BNG, pese a haberlo requerido. Se trata de un informe técnico que justifique la mejora de la movilidad en el ámbito y otro que avale el interés público de la obra. Un interés que han puesto en cuestión ambos grupos, que entienden que aunque la obra sea sufragada por el párking, debería salir a concurso al afectar a un espacio público y rozar su coste los 800.000 euros.

Y por esa afectación a un espacio público requiere una modificación del PXOM que no se hizo, asegura Rama, lo que privó a los vecinos de poder alegar. Pero incluso sin ese trámite urbanístico, afirma que el proyecto se remitió al departamento de Tráfico y a la USC (propietaria del viejo Xeral) por si tenían alguna alegación, pero no a los vecinos, pese a que la obra afectará a la fachada lateral de uno de los edificios. Para Rama, que dijo entender la protesta vecinal cuando «non se lles ofrece a vía que marca a lei» para hacerse oír, este proyecto «cheira mal» y pide su paralización y que se reinicie su tramitación.

Y el BNG tiene claro que «nesta operación» hay un «gran beneficiario, o aparcadoiro, por iso paga a obra», pero Rubén Cela se pregunta si la ciudad sale ganando y si esa es la mejor opción para dotar de doble sentido a la rúa García-Sabell. Este proyecto «presenta dúbidas sobre a súa motivación» y Raxoi «debe antepór os intereses colectivos aos particulares, por lexítimos que sexan». El edil entiende que ante el malestar y la falta de información «sería bo non continuar ata que se explique o proxecto aos veciños».

La edila de Urbanismo, María Pardo, se mostró dispuesta a recibir a los vecinos para «ver que tienen que dicir», aunque afirma que este es un proyecto «suficientemente explicado» que «no perjudica a nadie y permite mejoras en el tráfico». Pardo dijo no tener constancia hasta ayer de esa oposición vecinal y sugiere que habría que escuchar también a quienes se beneficiarán de la peatonalización de Hortas y Carretas. Señala que se quiere «hacer política» con este caso y que desde hace días «se están buscando las obras que se hacen para buscar problemas al gobierno».

En la zona continúa la recogida de firmas contra una actuación que al menos parte de los vecinos ben «innecesaria» y ante la que el comercio está preocupado por la afectación que supondrá para sus negocios una obra de 7 meses tras la reforma de hace 4 años. La recogida de firmas no partió de la asociación vecinal, aunque abordará el tema en una reunión.

«Primeiro Virxe Branca e agora Galeras, este goberno non deixa de sorprendernos»

Bernardino Rama

«Neste proxecto hai un gran beneficiario, o aparcadoiro, pero hai dúbidas de que Santiago gañe»

Rubén Cela

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La oposición cuestiona el interés de la polémica obra de Galeras