El Concello de Santiago cambiará la ordenanza para que las mascotas puedan ir en el bus

La propuesta inicial incluye solo a los animales que puedan ir en trasportín


Santiago / la voz

La campaña lanzada en la plataforma de peticiones Change.org para que las mascotas puedan viajar en el transporte urbano de Santiago parece haber tenido acogida en el equipo de gobierno local. Fuentes municipales aseguraron que en la mente de los concejales implicados ya había una intención de resolver la contradicción existente entre la Ordenanza Municipal de Transporte y la de Posesión e Custodia de Animais. En la disputa entre normativa, la intención es inclinarse a favor de que las mascotas puedan viajar en el transporte urbano. Se preguntan, incluso, cómo es posible que «el anterior gobierno» tuvieran las normativas municipales con esta contradicción.

La idea que se recogerá en la nueva Ordenanza Municipal de Transporte es permitir el viaje solo de las mascotas que pueden ser transportadas en cestas, bolsos o trasportín, es decir, que quedarán excluidas las mascotas de mayor tamaño. La modificación, que tendrá que ser aprobada provisional y definitivamente por el pleno municipal de Santiago, no tiene aún fecha. No pudieron concretar estas fuentes si sería posible dejar de aplicar la Ordenanza de Transporte y el reglamento de usuario de Tralusa y acogerse a la de Posesión e Custodia de Animais mientras no sale adelante la modificación.

En cualquier caso, el cambio ahora planteado no vendría a responder a la petición formulada por la clínica Can Cat y que cuenta ya con más de mil seguidores en Change.org. La promotora de la iniciativa plantea que Santiago se sume a la fórmula aplicada en otras ciudades españolas como Fuengirola (Málaga) o Barcelona, donde las mascotas, independientemente de su tamaño, pueden viajar en los autobuses urbanos. La única limitación establecida es la de no permitir el acceso a perros de razas potencialmente peligrosas. En la petición también aluden a la libertad de acceso en diversas ciudades de Bélgica, Alemania, Noruega y, entre otros, Países Nórdicos. La veterinaria de la citada clínica, Carme Seoane, apuntó que incluso Renfe permite el viaje de las mascotas en sus trenes de cercanías.

Votación
9 votos

El Concello de Santiago cambiará la ordenanza para que las mascotas puedan ir en el bus