El debate de Ames hace agua

La corporación analizó durante casi tres horas las lagunas del proceso de licitación del contrato de abastecimiento, que quedó desierto


Santiago / La Voz

Casi tres horas de debate plenario en Ames no sirvieron ayer más que para demostrar que la cuña que más daño hace es la de la misma madera, en este caso la de las familias del escindido Partido Popular, con el regidor Santiago Amor y su ex primer teniente de alcalde, Ramón Argibay, situados en polos tan opuestos como enfrentados.

La escalada de distanciamiento entre ambos alcanzó ayer una nueva cota durante el debate plenario solicitado por Pacto por Ames, partido que aglutina a los seis ediles que abandonaron el gobierno de Amor y lo dejaron en minoría. El motivo de la convocatoria fue el concurso público promovido por el Ayuntamiento amiense para la gestión del servicio de abastecimiento de agua potable y el saneamiento de residuales, así como las razones por las cuales quedó desierto.

El debate arrancó con los reproches de toda la oposición (PSOE, Pacto por Ames y Ames Novo) al gobierno popular por la hora del pleno, las dos de la tarde. Pero PP, PSOE y Ames Novo coincidieron después en cuestionar la misma solicitud del pleno y su orden del día, ya que la única propuesta de acuerdo formulada por Pacto por Ames incluía la retirada de las competencias que el pleno había delegado en el alcalde. Pero según se manifestó durante la sesión, tal delegación nunca se produjo, por lo que malamente se pudo revocar.

Pacto por Ames (PxA) también pidió el cese de la responsable del área encargada de la gestión del agua, Eugenia Martín, que no intervino en ningún momento. Pero como la capacidad de nombramiento y cese de cargos corresponde a la alcaldía, esta iniciativa se quedó en un duro reproche a la gestión de Martín en el que coincidió toda la oposición, aunque nacionalistas y socialistas la extendieron al actual gobierno del PP y al anterior.

Iniciado el debate, las diferentes fuerzas políticas repitieron los argumentos defendidos en las reuniones internas sobre el fallido concurso del agua. Los nacionalistas de Ames Novo insistieron en que la mejor opción era municipalizar el servicio, abriendo con ello la posibilidad de rebajar las tarifas. El PSOE, por su parte, resaltó la importancia del contrato y dudó de que el PP tuviese verdadero interés en licitar el servicio a tenor de las respuestas facilitadas a las empresas que pidieron aclaraciones.

Pacto por Ames insistió en que las bases del concurso estaban copiadas de las de Cáceres y abogó por convocar un nuevo concurso. Por último, el gobierno popular defendió que el sistema de respuesta a las dudas sobre el contrato fue un ejemplo de transparencia.

crónica un pleno sin ningún acuerdo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El debate de Ames hace agua