Ángel Currás y Conde Roa, imputados de nuevo en el caso de presunta prevaricación y acoso contra un policía

La jueza deja sin efecto el sobreseimiento e incluye en la investigación al exjefe de gabinete Ángel Espadas


Santiago / La Voz

La investigación del caso de prevaricación y acoso moral contra el exsubjefe de la Policía Local de Santiago José Antonio Carrril ha dado un vuelco tras conocerse las conversaciones telefónicas grabadas que pueden probar una trama contra el agente. El Juzgado de Instrucción número 1 ha vuelto a imputar al alcalde compostelano, Ángel Currás; a su antecesor en el cargo, Gerardo Conde Roa; y a la exjefa de Seguridad del Concello, Mar Hinojosa, a causa de dichas escuchas y cuando ya había sobreseído provisionalmente las acusaciones contra ellos. Además, añade un nuevo imputado, Ángel Espadas, exjefe de gabinete de Conde Roa.

Tras recibir el informe de las escuchas ordenadas por la jueza de Lugo que investiga el caso Pokémon de presunta corrupción política y valorar los recursos presentados por la Fiscalía y la acusación particular ejercida por el policía, la jueza Ana López-Suevos ha decidido, en un auto del pasado martes, dejar sin efecto el sobreseimiento provisional en lo que se refiere a Currás, Conde Roa e Hinojosa y retrotraer la causa, en la que también está imputado el exconcejal de Tráfico Albino Vázquez, a la fase de diligencias previas.

Los teléfonos pinchados eran los de Albino Vázquez y Ángel Espadas, que en febrero fueron detenidos en el marco de la operación Pokémon. En las escuchas se desvela que el exconcejal de Tráfico recurrió, en abril del 2012, al que fue asesor municipal Ángel Espadas para que llamase de forma anónima al Concello para tener «trincado» a José Antonio Carril realizando trabajos en su finca con material municipal en horario de servicio. Posteriormente, el policía denunció por acoso a los ahora imputados de nuevo.

El 8 de octubre, López-Suevos decretó el archivo provisional de la causa contra Ángel Currás, Gerardo Conde Roa y Mar Hinojosa, pero esta decisión, anterior al informe de las escuchas remitido desde el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, queda ahora sin efecto. En la causa seguía imputado el exconcejal Albino Vázquez Aldrey.

El informe del Servicio de Vigilancia Aduanera recoge conversaciones telefónicas entre Mar Hinojosa, Ángel Currás (entonces ya alcalde), Albino Vázquez, Conde Roa y Ángel Espadas, a quien el exconcejal de Tráfico encomendó llamar al Concello desde una cabina telefónica para presentar la denuncia «anónima» contra Carril.

Las «presiones» para hacer desaparecer el atestado policial de Ángel Espadas, quien poco antes de las elecciones municipales del 2011 había sido sorprendido dormido y ebrio en su coche en un semáforo, y la negativa del agente a cumplir esa orden fue lo que, según el denunciante, motivó el supuesto acoso que recibió en trabajo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

Ángel Currás y Conde Roa, imputados de nuevo en el caso de presunta prevaricación y acoso contra un policía