Salva a una perra que fue arrojada con las patas atadas al río Sar en Padrón

Uxía López Rodríguez
uxía lópez PADRÓN / LA VOZ

SANTIAGO

MARCOS CREO

La rescató un joven que paseaba por la zona y se queda con el animal

17 nov 2013 . Actualizado a las 03:26 h.

Lila es una perra mestiza de pastor alemán de menos de un año que acaba de salvarse de morir ahogada en el río Sar a su paso por Padrón, donde apareció con las cuatro patas atadas con una cuerda. El animal se recupera en A Pobra do Caramiñal, en la casa de su salvador, Mario Agrasar Salegui, de 21 años.

Sobre la una de la tarde del miércoles pasado, este joven paseaba a caballo por unas pistas paralelas al río Sar en la villa y en el último puente, antes del paseo fluvial de la desembocadura, se paró y avistó en la orilla del río un animal que, en principio, le pareció un «raposo» y que estaba intentando salir del agua. Tenía el cuerpo en el agua y la cabeza en la orilla.

Se acercó y vio que se trataba de una perra que estaba con las cuatro patas atadas. Se apresuró a sacarla del agua y a quitarle las ataduras. La llevó al veterinario, donde no le apreciaron lesiones importantes, aparte de las fuertes marcas dejadas por las cuerdas y una importante desnutrición. Tras comprobar que no tenía microchip, aunque sí una pequeña placa con el nombre Lila, la llevó a su casa, donde actualmente se recupera.