Teo estudia la vía judicial contra el recorte del plan metropolitano

La mayor parte de los alcaldes critican la gestión y la actitud de la Xunta


santiago / la voz

La previsión de la Dirección Xeral de Mobilidade de renunciar a la puesta en marcha de doce líneas de viajeros anunciadas en el año 2010 ha caído como una losa en la práctica totalidad de concellos del ámbito de incidencia del plan de transporte metropolitano: Ames, Boqueixón, Brión, Santiago, Teo, Vedra, Val do Dubra, Oroso, O Pino, Trazo y Touro.

La queja generalizada entre los regidores consultados alude especialmente a la forma de comunicar este recorte, que se notificó incluyendo una resolución sin sello oficial y firmada por el anterior director xeral de Mobilidade y sin ni siquiera mencionar su existencia.

Las mayores críticas surgieron del Concello de Teo, cuyo alcalde, Martiño Noriega (Anova), confirmó que incluso están explorando la vía jurídica por si resulta viable presentar un recurso contencioso-administrativo. Y mientras perfilan esta alternativa, desde el punto político Noriega acusa a la Xunta de actuar «de mala fe», «estafa» y «fraude de lei».

El alcalde incide sobre todo en la fecha de la polémica resolución, ya que con posterioridad a este documento, sobre el que la Xunta no se ha pronunciado, un grupo de vecinos presentó dos mil firmas en demanda de mejoras en el servicio y tras reunirse con responsables de Mobilidade la respuesta obtenida fue de que se revisarían sus demandas.

La Xunta, con las empresas

El alcalde de Teo advierte que la decisión unilateral de anular parte del convenio supone «que o acordo do plan metropolitano volve a ser papel mollado». A juicio del regidor, detrás de esta decisión, que deja a Teo sin dos líneas programadas, está el hecho de que «a Xunta antepón intereses empresariais de parte frente a os intereses públicos».

El regidor brionés, Xosé Luís García (PSOE), también fue especialmente crítico en su valoración y cuestionó «o escurantismo co que se tomou esta medida». «Creo que non é normal que non queiran comentar a decisión cos alcaldes e o inclúan nunha documentación que limos despois da reunión», añadió.

Los reproches a la Xunta llegan igualmente de los alcaldes del Partido Popular, aunque mucho más tibias. Así, el regidor de O Pino, Manuel Taboada, señaló que su municipio no es el más afectado por estos recortes, pero abogó por recuperar las líneas previstas en cuanto sea posible y criticó el hecho de que en la reunión de esta semana no se les informarse de la decisión. Por su parte, el alcalde de Boqueixón, Jesús Sanjuás, también del PP, reconoció que «estas cousas hai que falalas antes ou na mesma comisión de seguemento». Y sobre el impacto en su municipio, afirmó que están analizando el volumen de usuarios afectados.

Por su parte, los alcaldes de Oroso, Manuel Mirás (PSOE) y Vedra, Carlos Martínez (PP), no se han pronunciado hasta conocer el alcance de la medida. Eso sí, Mirás arremetió contra el funcionamiento de algunos servicios en Oroso, al señalar que hay problemas entre las operadoras que impiden prestar un buen servicio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Teo estudia la vía judicial contra el recorte del plan metropolitano