Antonio Quinteiro se lo piensa

El presidente del Compostela admite por primera vez que podría dejar el club por la falta de apoyos


SANTIAGO / LA VOZ

«Esto no es un proyecto de Antonio Quinteiro ni de su directiva. Es, o debe ser, un proyecto de ciudad. Por eso, si la ciudad, las instituciones y los empresarios no se involucran, no tiene sentido seguir aquí», señala el máximo mandatario de la Sociedad Deportiva Compostela, cansado de asumir cada año un elevado coste por estar al frente del club santiagués.

Antonio Quinteiro arribó al Compostela hace dos años y medio. Y lo hizo para salvar del naufragio a la entidad blanquiazul, que estaba en la UVI desde hacía mucho tiempo. Quinteiro le dio vida al club a base de talonario, saneando la economía de una entidad totalmente endeudada y en quiebra técnica. Recuperó el nombre, el escudo, los trofeos y la autoestima de un club que llegó a militar no hace muchos años en Primera División. Asumiendo gran parte del presupuesto de su bolsillo, Antonio Quinteiro fue recuperando el prestigio de un club que volvió a sonreír.

En las dos últimas campañas el Compos firmó dos ascensos, de Preferente a Tercera y de Tercera a Segunda División B. Todo gracias al esfuerzo económico del mandatario, que se marcó como objetivo a medio plazo colocar al Compos en Segunda División A, «la categoría que le corresponde», indicó en más de una ocasión el líder blanquiazul.

En el actual ejercicio, el Compos tiene un proyecto que cuesta 680.000 euros, una cantidad muy superior a la de la pasada campaña, que ascendió a 450.000. «Los viajes, estancias y árbitros son lo que más encarece este presupuesto, pues la nómina de los futbolistas y de los técnicos es muy parecida», revela. Pese a los esfuerzos de su equipo directivo, no son grandes las partidas que se consiguen de ingresos de las instituciones y de los empresarios de la ciudad. Por eso, Antonio Quinteiro admite por primera vez que podría dejar la presidencia del Compostela si no consigue salvar con el apoyo de la ciudad el presupuesto del presente curso deportivo.

Grandes cantidades

Quinteiro lleva dos temporadas y media al frente del Compostela. Acaba de iniciar un nuevo proyecto con gran ilusión y ambición, pero con unos costes muy elevados. De hecho, el dirigente estima en más de un millón de euros el dinero que le costó de su bolsillo llegar hasta aquí desde que accedió a la presidencia.

El mandatario espera recibir muchos más apoyos durante esta temporada. De lo contrario, admite que podría dejar el club al finalizar el presente ejercicio. No es un ultimátum, ni mucho menos, asegura. Sin embargo, entiende que no sería lógico mantenerse más tiempo al frente de una entidad que no encuentra los apoyos suficientes para seguir creciendo. Pese a todo, Quinteiro subraya que se siente muy motivado, más que nunca, y que a nivel deportivo está entusiasmado con este Compostela. Es optimista, pero todo tiene un límite. No existe dirigente de un club que haya llamado a tantas puertas en dos años y medio. Por eso, si la ciudad no quiere que avance y progrese el Compos, Quinteiro podría despedirse en junio.

Votación
7 votos

Antonio Quinteiro se lo piensa