El futuro de Ryanair en Santiago comenzará a despejarse mañana

r.?m. santiago / la voz

SANTIAGO

Currás acude a la cita con la aerolínea con la idea de un plan a 3 o 4 años

15 oct 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El alcalde abrirá negociaciones con Ryanair mañana mismo. Será en Madrid, en una cita que ayer todavía tenía por confirmar la hora, pero en la que ambas partes expondrán su planes para Santiago. Sobre esa negociación pesa la incertidumbre de qué hará la compañía de bajo coste irlandesa después de que la Xunta anunciase que no renovará el convenio que desde hace años mantenían los enlaces internacionales de esta compañía con Santiago, expresamente los de Londres, Fráncfort y Milán. Dicho convenio expira en diciembre y el gobierno local quiere conocer las intenciones de Ryanair con Lavacolla, un aeropuerto que cerrará el 2013 como su mejor ejercicio en cuanto a tráfico internacional.

Ángel Currás pretende convencer a esta firma de que Santiago, un aeródromo que ya conocen bien, es una apuesta segura. Y de hecho no solo aspira a que Ryanair mantenga sus operaciones en la capital gallega, sino incluso a que las refuerce. En ese sentido, también expondrá las aspiraciones municipales a la compañía. El regidor no entra todavía en detalles, pero busca acuerdos de al menos 3 o 4 años. Quiere estabilidad para que la ciudad pueda programar sus conexiones aéreas. Y esa es una cuestión que defenderá ante la aerolínea irlandesa y las demás con las que tendrá contacto, porque el Concello prevé abrir una ronda de reuniones con otras compañías.

El alcalde continúa sin descartar que esos acuerdos puedan precisar financiación municipal, aunque primero quiere «coñecer a proposta das compañías aéreas de cara ao futuro para santiago, nos próximos tres ou catro anos».