El sector crítico del PP local quiere desplazar a Currás de la presidencia

No hay candidatos oficiales, pero muchos visualizan un duelo entre el alcalde y Pillado por el poder

la voz

La complicada situación que vive el Partido Popular de Compostela debido a la cascada de imputaciones judiciales, entre ellas la del alcalde, a su vez le complica la vida a los dirigentes gallegos del partido. Santiago viene siendo habitualmente una patata caliente para el PP, y esta vez no es ni mucho menos una excepción. Siguiendo la línea «rajoyista» de huir del problema mientras pueda, la cúpula gallega no tiene prisa por convocar congresos.

Pero muchos militantes compostelanos no están conformes con el estancamiento de la vida del partido en la ciudad, en donde queda muy lejos la última reunión de la ejecutiva local. El congreso debería haberse celebrado ya, puesto que son tres años los que deben separar uno de otro, pero van a cumplirse cinco en julio y el sector crítico del partido empieza a mostrarse preocupado.

«Esto tiene que moverse porque el partido está tocado. Tiene que estar ahí Carlos Pillado», dice un joven crítico que aborda al informador en las escaleras de A Quintana. Ni Carlos Pillado ni los pilladistas han dicho la última palabra sobre el futuro candidato a presidente local, pero la mención del militante no es casual e indica que Carlos Pillado está siendo una referencia para un sector del partido.

El ex edil, hijo del ex secretario general David Pillado, se enfrentó en su día a Gerardo Conde para la presidencia del partido. De ser de nuevo punta de lanza congresual tendría enfrente presumiblemente a Ángel Currás. No obstante, los pilladistas no le hacen ascos a un «candidato de consenso que quiera trabajar» y que no entrañe «riesgos». La alusión tiene que ver con la misma preocupación que subyace en el silencio del aparato gallego: la posibilidad de que la imputación del Ángel Currás no se resuelva en lo que queda de mandato. Y observando el ritmo con el que trabaja la jueza Pilar de Lara, la misión es complicada.

Líderes

Ángel Currás no quiere pronunciarse por el momento ni sobre sus opciones a renovar la presidencia del PP local ni sobre su candidatura a la alcaldía. «No es el momento de pensar en líderes», le dijo a un redactor de este medio. Considera que los ciudadanos tienen la mente en el gobierno de la ciudad.

No obstante, el silencio del partido respecto a las imputaciones judiciales, al no informarse en ninguna reunión de la agrupación local de las mismas, es uno de los asuntos que duelen en el seno del PP que hoy está detrás de la barrera. Por otra parte, creen que el panorama hay que dilucidarlo ya: «Hemos estado cinco años callados por prudencia, pero ahora estamos muy preocupados».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El sector crítico del PP local quiere desplazar a Currás de la presidencia